-

Alberto Fernández lamentó que su mamá no esté en la asunción: "Fue todo para mí, me hizo lo que soy"

10 de diciembre de 2019

El presidente electo se emocionó al contar por primera vez que su madre falleció en abril, no llegó a verlo como candidato y ahora no podrá verlo asumir.

A pocas horas antes de asumir, Alberto Fernández dio una entrevista este martes en la que aseguró que "es todo muy conmocionante" y lamentó que su mamá, que falleció en abril de este año, no pueda verlo con la banda presidencial. "Fue todo para mi, me hizo lo que soy", dijo emocionado.

Embed

Fernández recordó a su mamá, a su papá y "a los amigos que ya no están" - como Néstor Kirchner- y dijo que siente "un compromiso muy grande con los que sí están y dependen del nuevo gobierno", en una entrevista con Radio con Vos.

Además, habló sobre el gobierno saliente y el rumbo que tomará su gestión. "Nadie ganó con esa forma de vivir de los argentinos, todos perdieron" dijo en referencia a la grieta, y aseguró que quiere terminar con esa "disputa" y que hará "todo" para lograrlo y que "si (Mauricio) Macri quiere hacer una plaza con su gente que la haga y que nadie insulte" y que si "nosotros queremos hacer una plaza para expresar alegría, también la hagamos".

Alberto Fernández

En cuanto a medidas futuras, no descartó "un bono selectivo" para quienes menos tienen y dijo: "Voy a trabajar incansablemente para que haya menos pobres, para que todos tengan trabajo, para que desaparezca el hambre de la Argentina, que la deuda no nos postergue, por una justicia digna, un servicio inteligente que deje de investigar a nosotros", dijo Alberto Fernández.

Agregó que "el tiempo dirá cuánto" logró hacer de lo que quiso y asumió que tiene una "suerte enorme" porque "millones de argentinos quieren lo mismo que yo".

Habló de la bandera de la "solidaridad" en la política recordando al ex presidente Raúl Alfonsín, el primero del retorno de la democracia, y mencionó también la necesidad de "tender la mano para sacar del pozo" a la gente que la está pasando mal, que será prioridad en su gobierno.

Asumió que este objetivo requiere "un esfuerzo enorme de todos", y dejó claro que "no habrá ni persecución ni venganza" en su gobierno. "A los que tienen miedo a la persecución y la venganza, no van a contar conmigo para eso, no creo en eso, he vivido y no la he pasado bien con ese tipo de lógica. En mi gobierno no habrá ni persecución ni venganza", dijo y recordó que esas actitudes dejaron a los argentinos "en este lugar horribleen el que estamos".

"Vengo para que todos miremos hacia adelante, que dejemos rencores y odios", resumió quien en horas será el nuevo presidente de Argentina.

Temas