-

-

Alberto anunció la intervención de la AFI y la reforma del sistema federal de Justicia

10 de diciembre de 2019

El Presidente recordó que una de las primeras medidas del macrismo fue devolver el carácter de secreto a la utilización de fondos reervados de la AFI consagrando la opacidad en su funcionamiento.

En su primer discurso ya como presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunció que avanzará en la reforma de un organismo que marcó a fuego la deriva de la vida política de los últimos años y que condicionó el accionar de la Justicia.

Por eso el flamante mandatario eligió abordarlos conjuntamente en su discurso: la justicia federal y la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Ante la Asamblea Legislativa Fernández anunció la intervención y reestructuración de la cuestionada AFI así como la reforma de la justicia federal.

Fue uno de los momentos en que se lo notó más tajante y en el que repitió una y otra vez "nunca más", expresión de un gran peso que remite de manera directa al rechazo a la dictadura y que utilizó para dar cuenta de la importancia de desarticular los manejos oscuros de la AFI.

"Tenemos una democracia con cuentas pendientes (...) Una democracia sin justicia realmente independiente no es democracia. Supo decir un penalista clásico, que cuando la política ingresa a los Tribunales, la justicia escapa por la ventana", advirtió.

Y siguió: "Sin una justicia independiente del poder político, no hay república ni democracia. Solo existe una corporación de jueces atentos a satisfacer el deseo del poderoso y a castigar sin razón a quienes lo enfrenten".

Alberto puntualizó sobre "el deterioro judicial en los últimos años, hemos visto persecuciones indebidas y detenciones arbitrarias inducidas por los gobernantes y silenciadas por cierta complacencia mediática".

Y sentenció: "Por eso hoy vengo a manifestar frente a esta Asamblea y frente a todo el Pueblo Argentino, un contundente Nunca Más. Nunca Más a una justicia contaminada por servicios de inteligencia, 'operadores judiciales', procedimientos oscuros y linchamientos mediáticos. Nunca más a una justicia que decide y persigue según los vientos políticos del poder de turno. Nunca más a una justicia que es utilizada para saldar discusiones políticas, ni a una política que judicializa los disensos para eliminar al adversario de turno. Lo digo con la firmeza de una decisión profunda: Nunca más es nunca más. Porque una justicia demorada y manipulada significa una democracia acosada y denegada".

En ese sentido anunció que enviará al Congreso "un conjunto de leyes que consagren una integral reforma del sistema federal de justicia".

"He decidido que sea intervenida la Agencia Federal de Inteligencia, para impulsar así una reestructuración de todo el sistema de inteligencia e información estratégica del Estado" anunció.

Como primera medida anunció que derogará el decreto 656 que "fue una de las primeras y penosas medidas que la anterior administración promovió y que significó consagrar el secreto para el empleo de los fondos reservados por parte de los agentes de inteligencia del Estado".

Aseguró que esos fondos reservados pasarán a financiar el presupuesto del Plan contra el Hambre en la Argentina. "Lo mismo haremos con el resto de los fondos reservados que el actual presupuesto nacional hoy prevé para las otras fuerzas armadas y de seguridad, que serán mantenidos como tales en la medida indispensable"

Y sentenció una vez más: "Lo digo y reitero con la firmeza de una convicción profunda. Nunca más al Estado secreto. Nunca más a la oscuridad que quiebra la confianza. Nunca más a los sótanos de la democracia. Nunca más es nunca más".

Temas