El ministerio de Seguridad derogó la doctrina Chocobar, el uso de las pistolas Taser y el Servicio Cívico Voluntario

24 de diciembre de 2019

También puso fin a la posibilidad de que la policía pida documentos en los trenes a quienes considera sospechosos.

A través de la Resolución N°1231/19 publicada este martes en el Boletín Oficial, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, derogó el protocolo para el uso de armas de fuego para las fuerzas federales que Patricia Bullrich había dispuesto en diciembre de 2018. Además, dio de baja el reglamento para el uso de pistolas eléctricas Taser, el pedido de DNI en estaciones de trenes y el Servicio Cívico Voluntario en Valores.

MINISTERIO DE SEGURIDAD.jpg

La funcionaria dejó sin efecto los protocolos que le daban mayor libertad a las fuerzas de seguridad para disparar en casos de delitos graves y persecuciones. También convocó a un consejo de profesionales para determinar cómo serán usadas las armas eléctricas compradas por la gestión anterior.

El texto de la norma aclara que las normas básicas de actuación son las que responden a "los principios de proporcionalidad, racionalidad, excepcionalidad y progresividad", que eran utilizadas por los efectivos de la Gendarmería Nacional, Prefectura Naval, Policía de Seguridad Aeroportuarioa y Policía Federal antes de los cambios de Bullrich.

bullrich gendarme.jpg

Para el nuevo gobierno, el protocolo ampliaba "de manera significativa aquellas circunstancias que habilitan el uso del armamento letal" y distanciaba de las recomendaciones del "Código de Conducta para Funcionarios Encargados de hacer cumplir la Ley", establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El Servicio Cívico Voluntario en Valores fue creado en julio del año pasado y estaba destinado a la formación de jóvenes que no estudian ni trabajan. La resolución aclara que "los objetivos y componentes" de este programa "vinculados a la educación, la salud y el bienestar, lo social y lo laboral" serán "asumidos y gestionados por las áreas competentes de la Administración Nacional".

También se dio punto final al "Programa ofensores en trenes", que autorizaba a los policías a pedirle el DNI a los pasajeros en las estaciones de ferrocarriles, en caso de que se los considere sospechosos. .

Además, se canceló el denominado "Centro de Formación de Gendarmes" que funcionaba en el Complejo Unidad Turística Chapadmalal.

Temas