-

Incendiaron una calesita en Valentín Alsina: "Fue al azar, pensaron 'vamos a molestar un poco con algo'"

24 de diciembre de 2019

Una familia que lleva 31 años en el rubro vio con desazón cómo un ataque intencional consumió los juegos mecánicos y el exterior de su carrusel. Piden ayuda para reconstruirla ya que no tienen seguro.

María lleva 31 años dedicada a hacer funcionar la calesita "Manolo" en la plaza Constitución de Valentín Alsina, en el partido de Lanús, provincia de Buenos Aires. Pero este martes por la mañana se encontró con una escena de terror: alguien incendió a propósito el playón de juegos.

"La verdad que fue una gran tristeza ver el trabajo y el esfuerzo de tantos años, que haya quedado un polvo. Se desintegró todo: los juegos mecánicos son de fibra de vidrio y eso arde rápidamente. Fue un shock grande", relató la mujer a C5N.

María y su marido, Manolo, adquirieron la calesita en 1988 y a través de los años -y hoy con el trabajo de sus hijos- desarrollaron un patio con 12 juegos mecánicos que también fueron consumidos por el fuego.

"La calesita la armamos juntos. Desde los 20 años que estamos con esto de las calesitas. Estuvimos en otros lugares y nos quedamos en Valentín Alsina. Somos de Lanús, él fue quien la armó realmente, la estructura. Ahora estamos con mis hijos", contó la mujer sobre el trabajo que empezó con su esposo, que murió hace un tiempo.

María explicó que el incendio "fue al azar, no fue premeditado" y que com su familia no tiene un seguro para que se haga cargo al menos de una parte de la reconstrucción solo cuentan "con la voluntad de la gente y la fuerza para trabajar" para reconstruir el lugar.

calesita incendiada.mp4

"La estructura está entera pero hay que reconstruir todo. No sacamos la cuenta de cuánto costará volver a comprarlos, todo lo fuimos armando de a poco. La gente, que es muy solidaria en el barrio, nos va a ayudar a hacer un festival para poder empezar aunque sea a pintar y hacer el techito, pero es una pena porque fueron muchos años de mi vida, de trabajo de mi esposo, de mis hijos", expresó.

"A mi hijo lo llamó un amigo, él me avisó y cuando vinimos el fuego ya había consumido prácticamente todo, ya lo estaban terminando de apagar. Fue a las 5 de la mañana que empezó todo, aparentemente tiraron en un juego unas bolsas intencionalmente, y yo pienso que los jóvenes que hicieron esto no pensaron en el daño que estaban haciendo", convino María.

La mujer explicó que "maldad hay siempre" y que en Lanús "hay banditas de chicos que siempre hacen desmanes en casi todas las plazas". De hecho "Manolo" ya había sufrido episodios como bombardeos de basura, roturas intencionales de enchufes y de hamacas o juegos.

"El Municipio se está juntando con la fente del barrio para ayudarme a recuperar las cosas más que nada para poder empezar a funcionar nuevamente. Tuve suerte de que los bomberos actuaron rápido. Si no apagaban en seguida el fuego la calesita se consumía porque es toda de madera, fibra y laca, que hace combustión", describió.

María insistió con que el ataque fue al azar, "nada premeditado", sino que los que lo perpetraron "pensaron 'vamos a molestar un poco con algo'" y se la agarraron con la calesita.

Temas