"No perder la memoria para que no vuelva a suceder": los homenajes a 15 años de la tragedia de Cromañón

30 de diciembre de 2019

Varias agrupaciones de familiares de las 194 víctimas y sobrevivientes realizaron distintos actos para reclamar memoria y justicia.

Sobrevivientes y familiares de víctimas de Cromañón realizaron este lunes varios homenajes a 15 años del incendio que causó la muerte de 194 personas y dijeron que tienen como principal objetivo "no perder la memoria para que no vuelva a suceder".

La agrupación "Movimiento Cromañón", conformada en su mayoría por familiares de víctimas, centró su homenaje en el santuario levantado a pocos metros de donde funcionaba el boliche, en la calle Bartolomé Mitre 3060.

A pesar de la fuerte lluvia de en la Ciudad de Buenos Aires, familiares y amigos de las víctimas hicieron un homenaje que contó con intervenciones artísticas, pintada de murales, recitales de música, la lectura de un documento y una suelta de globos a las 22.50, horario en el que se desató la tragedia.

"Pretendemos que la memoria quede insertada en la sociedad y que dure por varias generaciones. Pensaba que hay adolescentes que no habían nacido cuando ocurrió esta tragedia. Hoy tenemos otra generación y luchamos para que no tengan que pasar por esto", dijo Raúl Morales, quien perdió a su hija Sofía, en diálogo con Télam.

En el documento, el "Movimiento Cromañón" repudió el accionar de la Justicia en la causa, que dejó 21 condenas efectivas, de las cuales ya ninguno está detenido, como así también la falta de respuestas por parte del gobierno de la Ciudad en los años posteriores.

Por su parte, Leonardo Chaparro, papá de David Chaparro, realizó una estructura de hierro que fue presentada en el santuario: "Esta estructura refleja mi dolor. La hice para que la gente que pase sepa lo que pasó en Cromañón".

Leonardo fue la persona que entró en julio de este año al boliche para recuperar alguna de las pertenencias de los chicos que estuvieron esa noche, luego de que el Tribunal Oral en lo Criminal N° 24 de la Ciudad decidió devolverle la llave del inmueble a su dueño, Rafael Levy.

"Cuando ingresé no había nada. Habían sacado el escenario, el vallado, las barras. Pregunté qué hicieron con las cosas y nos dijeron que habían tirado todo en dos volquetes", afirmó. Y agregó: "Ahí se encargaron de tirar la memoria de los chicos".

En otro de los actos centrales, que se iba a realizar en el Obelisco, pero que fue trasladado al boliche Groove por las malas condiciones climáticas en la Ciudad, la organización "No Nos Cuenten Cromañón" realizó shows de varias bandas y presentó la canción "Sin quebrarse", compuesta especialmente para la ocasión con letra del sobreviviente Federico Claramut.

"No fue fácil hacerla. Al principio cuando me lo propusieron dije que no, porque no podía cargar con la responsabilidad de cantar algo que pasó durante 15 años, que no podía explicarlo", destacó en diálogo con esta agencia.

Federico dijo que con el tiempo pudo retomar la letra y compuso una canción donde "no hay dolor, no hay golpes bajos, no hay incendio ni muertos, sino que cuenta la historia de nuestra propia voz, la de los sobrevivientes, que en un principio quisieron acallarla hasta el final donde se levanta y puede contar lo que le pasó".

Temas