-

"No eran tres ni eran reyes ni eran magos": el hilo que tiene a todos en vilo en Twitter

06 de enero de 2020

Este 6 de enero se celebra la llegada de los Reyes Magos, aunque un usuario de la red social rompió algunos mitos y dejó a todos con la boca abierta.

reyes magos.jpg

Los Reyes Magos es el nombre con el que la tradición cristiana se refiere a los sacerdotes eruditos del Antiguo Oriente que, tras el nacimiento de Jesús, acudieron a Nazaret para homenajear a Cristo y darle regalos de gran riqueza simbólica: oro, incienso y mirra.

O ésta es al menos la historia que conocía la mayoría hasta ahora. Este lunes, desde la cuenta de Twitter @EtimosDirectos, especializada en brindar datos relativos a las Humanidades, revelaron una explicación alternativa sobre los "reyes" que sorprendió a propios y ajenos.

Embed

"En este día, no está de más recordar que los REYES MAGOS NI ERAN TRES, NI ERAN REYES, NI ERAN MAGOS", comienza la explicación, que amplía que el único pasaje bíblico que se refiere a los "reyes magos" es el evangelio de San Mateo.

Embed

Allí, según prosigue el hilo, "el término empleado es μάγοι, 'magoi', que no significa ni "rey", ni "mago", sino "hombre sabio". El escritor del evangelio de Mateo pensaba probablemente en los ASTRÓNOMOS BABILONIOS, científicos que tenían fama de sabios y gran fortuna aún en aquella época".

Embed

“Su asociación con la figura de reyes deriva probablemente de una cita del Libro de Isaías (60, 3:6), que reza ‘Los pueblos acudirán a tu luz, los reyes al resplandor de tu aurora (...) traerán oro e incienso’. El epíteto añadido de ‘magos’ lo explica la deformación etimológica”, explica.

Pero además de esto, la cuenta cuestiona también la cantidad de "reyes" que visitaron a Jesús. Contrariamente a lo que se cree, en ningún lugar se menciona que sean realmente 3: "La mayoría de exégetas bíblicos considera que fueron tres, debido a que otorgaron tres regalos: oro, incienso y mirra. En las tradiciones cristianas orientales, sobre todo en las siríacas, llegan a ser doce".

Finalmente, en cuanto a sus nombres, detalla que "derivan del "Excerpta latina barbari", una traducción al latín de un apócrifo griego, donde se les dan nombres de sabios babilonios: Melchor, Gaspar y Baltasar (o Patazar), reyes de Persia, India y Arabia, respectivamente".

Embed

"En las iglesias siríacas, se les conoce como Larvandad, Gushnasaph, y Hormisdas. Los cristianos etíopes les denominan Hor, Karsudan y Basanater, y los armeniiz Kagpha, Badadakharida y Badadilma", concluye.

Temas