-

-

Una perra se escapó de su casa por miedo a los fuegos artificiales y se le quemaron las patas de tanto correr

07 de enero de 2020

Amy estuvo casi dos días perdida y la encontraron exhausta y con las almohadillas de las patas en carne viva, lo que le impedía caminar.

"Es loco que solo se pueda comprar dos planchas de paracetamol por vez pero te podés comprar una caja de explosivos para prender fuego tu jardín. ¿Dónde está la lógica en eso?", explotó Joanne Gardner tras empezar el año con los nervios de haber perdido a Amy, su perra.

Joanne, su marido y sus hijos festejaron Año Nuevo en su casa de Conwy, en el norte de Gales, Reino Unido, pero en un descuido su mascota se escapó acuciada por los estallidos de los fuegos artificiales del vecino.

El periplo de Amy, una perra raza lurcher de un año, empezó poco después de las 23.30 del 31 de diciembre y duró 30 horas, hasta que su familia la localizó en un bosque de la zona, informó el sitio británico Mirror.

"Amy pasó 30 horas a la intemperie. Corrió de manera frenética tratando tanto de encontrar su camino a casa que le quedaron en carne viva las almohadillas de las patas y no pudo caminar durante un tiempo", contó la mujer.

La historia de Amy sirve como ejemplo de por qué es mejor evitar los fuegos artificiales en las fiestas.

Apenas se perdió la perrita Nick Gardner, el marido de Joanne, salió a buscarla a pesar del frío, pero volvió a su casa a las 3 de la mañana con las manos vacías para tristeza de sus hijos, Jack y Archie, de 8 y 10 años.

Al día siguiente los vecinos de los Gardner se les sumaron a la búsqueda por el bosque, quizás incluidos algunos de los que prendieron los fuegos artificiales apenas bajó el sol el día anterior.

"Hay algunos parques cerca y no estamos muy lejos del Paso de Sychnant y de las montañas de Conwy, además de que hay muchas granjas con ovejas", explicó Joanne sobre la dificultad de encontrar a su perra, que suele esconderse cuando tiene miedo.

Por fin 30 horas más tarde la perrita apareció a salvo pero con las patas a la miseria, por lo que la familia dio a conocer el episodio para concientizar sobre la importancia de encontrar modos menos dañinos de festejar el comienzo de año.

Temas