-

Robó en una estación de servicio y abrazó al playero al irse: "Perdoname, estoy re duro"

10 de enero de 2020

El ladrón se llevó nueve mil pesos, pidió cigarrillos y antes de retirarse pidió disculpas por estar drogado.

Un delincuente armado asaltó esta madrugada a un playero de una estación de servicio de Bahía Blanca y, antes de escapar con la recaudación, le dio un abrazo a su víctima y le pidió perdón.

El hecho ocurrió pasadas las 3, cuando el ladrón que portaba un arma de fuego sorprendió al trabajador, identificado como Facundo Kippes, en la estación de servicio ubicada en las calles Láinez y Provincias Unidas, de esa ciudad bonaerense.

El ladrón le exigió al playero el dinero recaudado, que eran de unos 9.000 pesos, y luego le pidió que le convidara cigarrillos. Antes de escapar, el delincuente se acercó a su víctima y "le pidió que le diera un abrazo".

Por su parte, el playero relató esta mañana lo ocurrido a la prensa local: "Apareció caminando, me amenazó con el arma y me pidió la plata (...) antes de irse me pidió un abrazo para que termine todo bien, por lo que se lo dí y después se fue", recordó.

"Me dijo que estaba re duro y que lo perdonara", agregó el trabajador, quien luego denunció el robo en la comisaría cuarta de Bahía Blanca, por lo que los investigadores analizaban las cámaras de seguridad ubicadas en la estación de servicio para tratar de identificar al asaltante.

Temas