-

Detuvieron al embajador británico en Irán durante las protestas por el derribo del avión ucraniano

12 de enero de 2020

Rob Macaire fue apresado por "instigación a la protesta" y será convocado para futuras investigaciones.

Un nuevo frente de tensión diplomática se generó este domingo en Irán luego que la policía detuviera durante menos de una hora al embajador británico en ese país, Rob Macaire, por participar de una vigilia en honor de las 176 víctimas que fallecieron en el avión comercial ucraniano que la República Islámica reconoció haber derribado "por error" el miércoles a la madrugada.

Tras su liberación, Macaire agradeció por Twitter "los mensajes de buena voluntad" y explicó que "no estaba participando en ninguna protesta".

"Fui a un evento descrito como una vigilia por las víctimas del vuelo PS752", aseguró el diplomático.

"Me marché a los cinco minutos, cuando la gente comenzó a cantar (contra el gobierno) Fui detenido durante media hora tras abandonar la zona", continuó antes de concluir: "Desde luego, el arresto de diplomáticos es algo ilegal en todos los países."

La cadena británica Sky News informó que Macaire fue detenido como "sospechoso de organizar, provocar y dirigir acciones radicales", según la agencia de noticias EFE, y, por eso, la embajada británica en Teherán emitió una nota de protesta, en la que el canciller Dominic Raab denunció una "violación flagrante del derecho internacional".

Sin embargo, poco después, el secretario de Estado de Seguridad del Reino Unido, Brandon Lewis, explicó que el objetivo "en este momento es hacer lo posible para desescalar la situación".

"Porque eso es lo que juega en el mayor interés no solo de los británicos, sino de las personas en la región y en todo el mundo", destacó Lewis en una entrevista con Sky News, en referencia a la actual escalada militar y diplomática entre Estados Unidos e Irán por el asesinato del comandante iraní Qasem Soleimani y por el derribo del avión comercial ucraniano.

El año pasado, en el pico de otra crisis militar y diplomática en Medio Oriente, Reino Unido e Irán se enfrentaron por la detención de un buque petrolero británico en el Estrecho de Ormuz, que une el Golfo Pérsico y Golfo de Omán.

En medio de la renovada tensión internacional, el alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, se declaró "muy preocupado" por la detención temporal del embajador del Reino Unido en Teherán y por la escalada de la crisis regional.

"El total respeto a la convención de Viena es imprescindible. La UE pide rebajar la tensión y que haya espacio para la diplomacia", instó el diplomático europeo.

Temas