-

Un futbolista cayó por un acantilado y lo devoraron los tiburones

14 de enero de 2020

Eric Birighitti tenía 21 años y jugaba en los Hastings Broncos. Perdió el equilibrio y no pudo ser rescatado por sus amigos.

Un jugador del equipo de fútbol Hastings Broncos de Nueva York murió devorado por tiburones blancos luego de caerse de un acantilado. Eric Birighitti tenía 21 años y paseaba con amigos por una zona rocosa de la Twilight Beach cuando resbaló y cayó.

Embed

Los amigos de la víctima intentaron salvarlo, pero no lo lograron. El accidente ocurrió el 2 de enero y los servicios de emergencia hallaron el cadáver cinco días después, mutilado por las mordidas de los tiburones.

El estado del cuerpo era tan irreconocible que los expertos debieron hacer una prueba de ADN para confirmar su identidad.

"Mi hermana y mi padre vieron a los tiburones atacando el cuerpo y dijeron que eran bastante grandes", dijo una testigo a la cadena 9 News Perth.

"Eric jugó durante la temporada 2016-2017 en los Hastings Broncos y ganó un premio nacional con el equipo. Lo echaremos de menos. Nuestros pensamientos están con su familia durante estos difíciles momentos", informó el equipo a través de su cuenta de Twitter.

Temas