-

A dos días del homicidio agravado de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, las claves de la causa

20 de enero de 2020

Este lunes al mediodía fueron inhumados los restos de la víctima, mientras que de los 11 sospechosos solo uno declaró en la indagatoria.

Los once sospechosos por el asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell fueron llamados a indagatoria por homicidio agravado por participación premeditada de dos o más personas. Diez de ellos – con el mismo abogado defensor- se negaron a declarar, mientras que Pablo Ventura habló ante la Justicia durante 45 minutos.

Mientras tanto, una turista de 17 años llamada Virginia, que intentó reanimar al joven de 19 en la puerta de Le Brique, aseguró a varios medios que los agresores “lo siguieron pateando en el piso, cuando ya estaba inconsciente”.

“Cuando los agresores se van, él estaba inconsciente y nadie se animaba a acercarse, y con otro chico y un policía nos intercambiamos durante media hora para hacerle RCP (Reanimación Cardio Pulmonar) hasta que llegó la ambulancia”, señaló.

Al respecto, Santiago, uno de los amigos que estaban con Fernando aclaró en declaraciones televisivas que "no fue una pelea" sino que los agresores, a quienes no conocía, los fueron "a buscar" a la salida del boliche: "A mi amigo le pegaron entre un montón. Nosotros simplemente tratamos de irnos. Lo tumbaron y en el piso le siguieron pegando".

Por su parte, los padres de la víctima exigieron que "el caso no quede impune", mientras que el secretario de Seguridad de la localidad balnearia, Mauricio Andersen, también pidió "que se haga justicia" y no tener que "lamentar" otro caso como este.

A su vez, los 11 acusados fueron indagados por la fiscal Verónica Zamboni, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Villa Gesell, quien se hizo cargo de la causa luego de la intervención de su colega Walter Mércuri, titular de la UFI de General Madariaga, quien estaba de turno al momento del hecho.

Respecto a Pablo Ventura, localizado en Zárate, Mércuri dijo que si bien "todavía no se probó absolutamente nada", los investigadores tenían información de que "se iba a ir fuera del país".

Durante su indagatoria realizada este lunes, Ventura, el último detenido en la ciudad de Zárate, negó haber estado en esa localidad balnearia y dijo que no tuvo nada que ver con el homicidio, mientras que la autopsia determinó que la víctima sufrió un grave traumatismo de cráneo que le provocó la muerte en el acto.

El abobado de Ventura, Jorge Santoro, aseguró a Télam que en la audiencia se presentaron como pruebas el video de una cámara de seguridad del restorán en el que el viernes a la noche estuvo presuntamente el joven cenando con su padre y su madre, como así también su teléfono celular y los nombres de cuatro amigos que estuvieron con él la madrugada del sábado.

Los informantes judiciales explicaron que estos cuatro testigos declararon poco después del mediodía ante los investigadores y confirmaron la coartada del joven. El letrado también aseveró que en el expediente consta "un informe médico que dice que el chico no presenta ningún signo físico de haber estado en ningún tipo de riña o gresca”.

De acuerdo con Mércuri, dos de los sospechosos están acusados como "coautores" porque "según se ve clarito en las imágenes" son quienes "ultiman a la víctima cuando está desmayada en el piso".

Los 10 rugbiers fueron identificados por la Policía como Matías Benicelli (20); Ayrton Viollaz (20); Máximo Thomsen (20); Luciano Pertossi (18); Ciro Pertossi (19); Lucas Pertossi (20); Alejo Milanesi (20); Enzo Comelli (19); Juan Pedro Guarino (19) y Blas Cinalli (18).

El crimen de Fernando ocurrió este sábado, alrededor de las 4.50, en la avenida 3 y Paseo 102, en pleno centro de Villa Gesell. Los restos de Báez Sosa fueron inhumados este lunes al mediodía en el Cementerio de la Chacarita, tras un velatorio del que participaron sus padres, su novia, y decenas de familiares, amigos, compañeros del colegio y conocidos de la víctima.

Temas