-

-

Recalculando la sociedad, el editorial de Julián Guarino

20 de enero de 2020

Julián Guarino se refirió a los elementos detrás del asesinato de Fernando Baéz Sosa a manos de un grupo de rugbiers durante el fin de semana pasado en Villa Gesell para su editorial en “Recalculando”. El periodista puso especial énfasis en la pantalla de C5N a las instituciones que formaron a los acusados y en los componentes ocultos detrás del delito: el alcohol, la violencia y la soberbia.

guarino 20-01

“Qué difícil es analizar esta situación, qué difícil tratar de aproximarse de una manera precisa, justa, pero también de una manera que nos permita que esto no vuelva a repetirse”, evaluó y apuntó que más allá del homicidio hay algo que se “escapa, que hay elementos intangibles, difíciles de analizar que están íntimamente relacionados con lo que constituye sentido de la sociedad”.

“El alcohol, que estuvo presente esa noche, que convive con nosotros y que sigue forjando intereses en nuestra sociedad y que no por casualidad ha sido de los elementos menos mencionados “, explicó y recordó: “Hay intereses detrás de venderle alcohol a los chicos en los boliches y en las previas”.

“Este no es una caso asilado porque en Argentina: hay muchas muertes producto de homicidios y producto de femicidios, muere una mujer producto de femicidio cada 30 horas”, expuso y agregó que el rugby “es un emergente de la sociedad. Hay un mandato de atributos de lo que los hombre usan para reafirmar su propia imagen, frente al resto de la sociedad y frente a su género. Esos valores tienen que ver con la violencia, con lo económico, y aquel que no está ahí no tiene otro lugar. Tienen que pelear por cumplir con ese mandato”.

“Creo que la salida no tiene que ver con una lectura moral, hay una más importante que es la política”, indicó y se refirió a la violencia que “tiene que ver con las lecturas que se hacen, cómo se construye un sentido común que se esconde, lo que hay son concepciones. Lo que pasó fue un homicidio, pero detrás de eso hay instituciones en las que estuvieron estos chicos que hoy son asesinos y ninguna se va a hacer cargo”.

En ese sentido se refirió a Don Quijote, quién no sería tal “si esa historia no estuviera solo atravesada por ideales sino también por la soberbia y la violencia”, en referencia al hombre que enloquece y se cree un caballero medieval.

Al respecto, apuntó: “El desenlace va a ser muy triste producto de la imposibilidad del Quijote de reconocer que fue todo un error. Le pasa lo mismo a la sociedad, que tiene que reconocer que no puede enfrentar su propia soberbia”.

Temas