Podría haber novedades en la causa de una adolescente desaparecida en 1996

22 de enero de 2020

Kristin Smart fue vista por última vez a la salida de una fiesta, pero la policía tardó un mes en empezar a investigar su desaparición.

La familia de Kristin Smart ya había perdido la esperanza de encontrarla con vida. La adolescente de 19 años desapareció en 1996 en California, Estados Unidos, y desde entonces hubo cientos de pistas falsas y hasta se la dejó de buscar de manera activa (es decir, que el caso estaba "frío", sin novedades).

Pero esta semana la madre de Kristin, Denise Smart, recibió el llamado de alguien del FBI que le anticipó que se prepare "para algo inesperado" en el caso por la desaparición de su hija, que lleva casi 24 años en un punto estático, informó el sitio CBS News.

Kristin fue vista por última vez cuando era una estudiante del primer año de la Universidad Politécnica Estatal de California, ubicada en la localidad de San Luis Obispo. Testigos del caso afirmaron que fue a una fiesta afuera del campus, pero nunca llegó a su dormitorio.

La policía local tardó un mes en iniciar las averiguaciones correspondientes a pesar del llamado de la compañera de cuarto de Kristin, que denunció su desaparición al día siguiente de la fiesta.

Desde entonces se dijo que la joven podría haberse ido de campamento, y luego se estimó que podía haber sido víctima de un accidente o de un asesinato.

kristin smart adentro.jpg

"Preparate. Esto va a ser algo que realmente no te esperas. Queremos darte el apoyo que necesitas", le dijeron desde el FBI a la madre de Kristin. Lo que es más, le recomendaron que toda la familia "se aleje un tiempo" de sus lugares habituales y que contraten a alguien para que haga la vocería.

Denise reconoció que el anuncio le produjo ansiedad a toda la familia. "Es como para decir '¿podrías darme un plan de vuelo?'", expresó la mujer, quien se encargó de hablar con la prensa en esta oportunidad.

Ya en 2016 se había producido lo que Denise recordó como "la gran excavación" cuando las autoridades creyeron que encontrarían los restos de Kristin enterrados en un predio de la Universidad Politécnica Estatal de California. Pero la mujer aseguró que no sintió ansiedad en ese entonces porque "sabía que ella no estaba ahí".

Las autoridades de California declararon legalmente muerta a Kristin Smart el 25 de mayo de 2002, seis años después de que fuera vista por última vez cuando se iba con tres personas de una fiesta, entre ellos Paul Flores, el sospechoso principal del caso.

Pero la oficina del Sheriff tardó un mes en involucrarse en la búsqueda de Kristin y "para entonces se habían perdido muchas cosas, mucha gente había podido mudarse y tapar la evidencia", explicó Chris Lambert, que lleva años investigando el caso por su cuenta en la localidad de Orcutt, a 65 kilómnetros de San Luis Obispo.

Temas