-

Por el lobby de los laboratorios suspendieron la prohibición de un medicamento para la artrosis

25 de enero de 2020

Se había retirado del mercado porque tenía riesgos para la salud pero tras el reclamo de los que la elaboran volvió a las farmacias.

A través de la disposición N° 9629, la Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnología (ANMAT) ordenó el pasado 29 de noviembre el retiro de 16 marcas del producto más popular contra la artrosis pero en diciembre suspendió la medida, luego de recibir quejas de las empresas que la elaboraran.

Se trata de la combinación de glucosamina y meloxicam, que se vende en un solo comprimido o sobre, según informaron los periodistas Jairo Straccia y Florencia Ballarino en Perfil.

medicamentos remedios

El Instituto Nacional de Medicamentos (Iname), con respaldo de la comunidad médica, había promovido que se quite del mercado y la definió como una “asociación innecesaria e irracional” de drogas.

“Se estaba induciendo un uso crónico de una asociación que aumenta los riesgos”, explicó a PERFIL Jaime Lezovski, titular del Iname cuando se impulsó la medida

La glucosamina al ser un fármaco de acción lenta requiere un tratamiento prolongado, mientras que el meloxicam, es un antiinflamatorio, que es “cuestionado debido a las alertas cardiovasculares de las agencias regulatorias internacionales”, alertó.

ANMAT

La Anmat estableció que “en noventa días corridos” debían salir de circulación pero que recetarse al paciente ambas drogas por separado para minimizar efectos negativos.

Las principales empresas farmacéuticas del país, como Roemmers, Bagó y Raffo, son algunas de las que elaboraban la medicación. La Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA) recriminó al ANMAT porque no le consultaron antes de tomar la decisión y presentó un recurso contra la medida.

La consutora Iqvia relevó en 12 meses se vendieron 1.165.092 unidades en Argentina, por casi US$ 23 millones. A principios del 2019, el PAMI dejó de cubrírlo para sus beneficiarios por cuestionar su seguridad y eficacia.

Por su parte, Chiale dijo a ese medio que la medida "no se dio marcha atrás. Solo se tomó la decisión de convocar a farmacólogos externos para que avalen la medida". Desde las sociedades médicas exigieron mantener la vigencia de la prohibición “de esta asociación de fármacos innecesaria, irracional y peligrosa.”

Temas