-

-

Los familiares visitan a los rugbiers en Pinamar: "Esto es una pesadilla", dijo el padre de Thomsen

25 de enero de 2020

Una semana después del brutal crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, los padres de los 10 detenidos tuvieron la oportunidad de visitar a sus hijos en la comisaría de Pinamar.

En el segundo día permitido de visitas, los padres de los diez detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa se acercaron a la comisaría de Pinamar, donde se encuentran los rugbiers acusados de matar a golpes al joven a la salida del boliche "Le Brique" de Villa Gesell hace una semana.

“Yo estoy destruido y estamos muertos todos. Está destrozado. No hicieron ningún plan para matarlo. Eso es una locura. Es una pesadilla total", expresó el papá de Máximo Thomsen, uno de los detenidos más complicado en la causa tras ser reconocido por cinco de los testigos.

Por otro lado, la madre de Juan Pedro Guarino, logró mencionar detalles de la charla que tuvo con su hijo: “Me dijo que no estaba en el lugar de los hechos. Lo único que sé es que le pido muchas disculpas, mucho pésame a la familia (de Fernando)”. Su hijo es uno de los tres detenidos que aún no fue reconocido en la rueda y no hay ninguna prueba fehaciente que lo ubique en el lugar del hecho hasta el momento.

Este sábado fue el segundo día de visitas tras el primero autorizado el día martes, en el mismo horario, de 14 a 17.

Temas