Desde la City prevén que la quita de la deuda puede llegar al 45%

10 de febrero de 2020

Asesores financieros esperan un recorte al capital de los bonos, en el marco de la negociación que el Gobierno lleva adelante con el FMI.

El director de Invertir en Bolsa (IEB), Norberto Sosa, prevé una quita en la deuda de entre un 40% y un 45% en base la estrategia económica que lleva adelante el Gobierno para bajar la inflación, reactivar la economía y reestructurar el pasivo que heredó de la gestión de Macri.

"Cuando empezó este gobierno los bonos tenían implícita una quita del 60%. Pero luego de la conferencia de prensa de Martín Guzmán la quita implícita en canje de los bonos bajó al 50%. Ahí es donde el mercado fue demasiado optimista. Me parece que la quita estará más cerca de un 40% a 45%", pronosticó Sosa en declaraciones al portal Infobae.

Sosa destacó el plan del ministro de Economía, quien evitó dinamizar la actividad mediante la emisión monetaria y apostó por frenar la suba generalizada de precios congelando tarifas y otorgando subas salariales por sumas fijas; reactivar la economía alimentando la demanda y frenando la importación; e incentivando la inversión mediante la baja en las tasas de interés.

Sin embargo, ese plan no cierra sin una reestructuración de la deuda, condición para propiciar las inversiones en el país que tienen a Vaca Muerta como principal atractivo.

Según adelanta el periodista Carlos Burgueño en Ámbito Financiero, el Gobierno le planteará este miércoles al FMI un ahorro de más del 1% del PBI y hasta US$25 mil millones superávit comercial hasta 2024, más un ingreso de US$5 mil millones por Vaca Muerta a partir de ese año para hacer frente al pasivo de US$44 mil millones que el país tiene con el organismo. A cambio, le pedirá un plan de pagos que incluya un período de gracia de al menos dos años.

"Si se postergan pagos en los dos primeros años, el Gobierno quedará sin exigencias de vencimiento de capital. Pero hasta que el mercado no vea que la economía realmente empieza a crecer y comienza a proyectarse una situación fiscal que pueda pagar los compromisos que se dilatan, el riesgo país no bajará significativamente", pronosticó Sosa.

En otro orden, el director de IEB consideró la posibilidad de que el Gobierno decrete una reprogramación de la deuda bajo legislación argentina, en el caso de que los bonistas no acepten un canje con quita.

"Si la propuesta de canje a los bonistas prevista para el 31 de marzo no es aceptada , la Argentina podría llegar a la situación de sacar un decreto y reprogramar la deuda bajo legislación argentina", concluyó Sosa.

Temas