Claudio María Domínguez responde las preguntas de la gente: "¿Cómo sacar lo positivo de viejos traumas?"

02 de marzo de 2020

Si en medio de la vorágine en la que trabajás sentís que sos invisible para los demás, sacate los anteojos negros que no te dejan ver la realidad. Hoy Claudio María Domínguez responde preguntas de dos de sus seguidores que posiblemente te ayudarán de salir de esa locura diaria de sentirte ignorado por los demás.

¿Cómo hago para sacar algo positivo de viejos traumas?

Fernando, de Rosario

Siempre tenés la opción de extraer algo constructivo de una situación. Si tomáramos a cada circunstancia provocadora como parte de nuestro crecimiento y le diéramos la bienvenida como la chance extraordinaria de superarnos, no habría tanto sufrimiento. Como siempre decimos, el dolor en este paso por el planeta es inevitable, pero el sufrimiento es opcional.

Nosotros elegimos a cada instante cómo vivir cada día. En nosotros existe la fuerza primordial, que nos susurra hasta en las más graves situaciones: “Seguí, avanzá, no te detengas”.

Somos capaces de transmutar viejos traumas, así como también somos capaces de dejarnos morir. Depende de qué actitud elijamos tener ante la vida, sin excusas de viejos traumas, sin culpar más a nadie, aquí y ahora, quienes decidimos somos nosotros. Y siempre, es posible avanzar positivamente. Soy testigo de ver cambios extraordinarios en personas que han pasado por las más fuertes provocaciones que una persona puede vivir y no se han quedado en la cama deprimidos y quejándose de su destino. Han avanzado, han transitado su dolor y hoy son personas más fuertes y maduras. Todo depende de con qué actitud afrontamos cada instante de nuestra vida.

Claudio María Domínguez

Claudio María Domínguez

¿El humor puede ayudar a una persona que está atravesando un malestar de salud?

Sebastián, de Capital Federal

Hipócrates, el gran médico, decía que quien ríe, los males espanta.

La risa sana porque es generadora de endorfinas. Eleva el sistema inmunológico y ayuda a sobrellevar desde una gripe hasta una enfermedad fuerte. Cuando nuestro sistema inmunológico está en equilibrio, tendemos a vivir bien. Cuando uno ríe le indica a todo su sistema el mensaje de: “Está todo bien”, “no hay peligro del cual defendernos”. Se genera un mecanismo de apertura celular tan extraordinario, que hasta las peores calamidades del momento comienzan a perder su fuerza. El estrés mental deriva en problemas físicos, y si prestás atención, cuando te reís estás en el momento presente en ese espacio interno donde el estrés no tiene lugar.

Cuenta la historia que a un hombre muy rico le dijeron que le quedaban 3 meses de vida. Él dijo: ¿Así que me voy a morir? Entonces vos a hacer lo que no hice en toda mi vida, que es reírme y sentirme feliz. Acto seguido, contrató a los mejores capocómicos del momento. Dedica su tiempo a mirar películas de humor para que cuando llegase el momento de su partida, lo encontrara en un estado interno de felicidad. A los tres meses, no se había muerto nada. Al año estaba dirigiendo grupos de autoayuda y explicándole a la gente cómo la risa había elevado su sistema inmunológico y cómo el humor va de la mano con la sanidad. Escribió el libro sobre cómo vencer al cáncer riéndose. La risa sana.

Temas