-

-

Petróleo: si cae el barril de crudo, ¿también baja la nafta?

09 de marzo de 2020

Con el precio del petróleo en picada, dólar estable e impuestos diferidos, los combustibles deberían bajar sin embargo desde la industria descartan cambios.

El preció del barril de crudo Brent cayó 28% en los últimos días producto del efecto que tiene la pandemia de coronavirus sobre la economía global y la falta de acuerdo al interior de la OPEP para recortar la producción y así sostener el valor del petróleo. En la Argentina a la caída del valor internacional del barril de crudo se suman un tipo de cambio estable, el diferimiento de impuestos y el retraso en la actualización de los biocombustibles, todos factores que inciden en la formación de los precios de los combustibles. Sin embargo, contra lo que indica la lógica, los precios no bajan.

Según relevó ámbito.com a partir del contacto con tres empresas petroleras productoras por el momento los consumidores no se beneficiarán de una rebaja en los precios. Es que, aseguran, están a la espera de descifrar si el efecto del coronavirus en los mercados, la crisis de la OPEP, y en particular en la demanda internacional de crudo, son factores pasajeros o permanentes.

"Primero hay que ver cómo evoluciona, si es una situación puntual o una baja sostenida en el tiempo", afirmó un alto ejecutivo petrolero a ese medio. "Por otra parte, casi el 50% del precio del combustible son impuestos, y no veo al Gobierno reduciendo ingresos para el Estado", agregó.

Los estacioneros también están en alerta. “Si bajan el crudo Brent, el dólar y los biocombustibles, que son los elementos que hacen que suban a bajen los combustibles, los precios deberían bajar. La respuesta inmediata es que deberían bajar, después vienen todos los análisis”, afirmó a ámbito.com Gabriel Bornoroni, presidente de Cecha.

naftas aumento surtidores
La caída del barril de petróleo podría frenar la actividad en Vaca Muerta

La caída del barril de petróleo podría frenar la actividad en Vaca Muerta

Los precios de los combustibles están congelados desde la asunción de Alberto Fernández. Salvo una pequeña corrección de 13 o 15 centavos por alza de impuestos, los valores no se movieron. Desde diciembre el dólar oficial con cepo se movió apenas 1 peso: de $63 a $64. En tanto, que el biodiesel y el etanol (maíz y caña de azúcar) casi no sufrieron actualizaciones. A este panorama ahora se le suma la pronunciada baja del petróleo Brent. Los funcionarios de Energía analizan las cuatro variables y están convencidos que la situación amerita una reducción de precios y que ya se licuó el atraso del 10% que esgrimían las petroleras. La contrapartida es una enorme preocupación por Vaca Muerta.

“No sé si esto es beneficioso para el país o no, por lo que debería ocurrir con Vaca Muerta. El Gobierno podría decidir aplicar un barril criollo para que no cierre Vaca Muerta y siga funcionando, como se hizo durante el gobierno de Cristina Kirchner, hasta que el precio el petróleo se estabilice”, lanzó Bornoroni.

Para Hernán Landgrebe, secretario de Fecra, la baja en el precio del petróleo es muy reciente como para que impacte en las estaciones de servicio. “Los contratos de compra de crudo se hacen en forma mensual. Si se mantiene esta tendencia de baja, recién se puede ver reflejado en los contratos para abril”, señaló ante la consulta de ámbito.com.

“Como estacioneros nos complicaría mucho una baja de precios. Nuestra matriz de costos se hace con valores locales. Nuestras paritarias fueron de las más altas, un 70%, con el Decreto 14/2020 incluido, más los aumentos de impuestos nacionales, provinciales y municipales. Y muchos de nuestros insumos son importados, por lo tanto son en dólares”, recordó el dirigente de Fecra.

En tanto una caída pronunciada en el precio del barril de petróleo pone en peligro la actividad en Vaca Muerta. Un barril por encima de los 50 dólares hace posible la extracción en pozos no convencionales, que son los más caros para producir. Por debajo de esa cifra, comienzan los graves problemas. Los beneficiados en este escenario son las petroleras que importan el crudo, que ahora necesitan menos dólares para comprar sus productos. Los afectados son los que producen crudo argentino, que lo exportan.

Fuentes del mercado aseguraron a ámbito.com que las petroleras están esperando que se consolide la tendencia para tomar una decisión. YPF, (PAE) Axion y Raízen (Shell) son productores netos, con fuertes compromisos de inversión en Vaca Muerta. “Si el Gobierno no interviene el precio del crudo como se hizo la última vez que bajó y puso un precio de crudo más alto, los combustibles deberían bajar”, afirmó el titular de la Cecha, que reúne a más de 4.500 estacioneros de todo el país.

Los estacioneros aprovecharon para remarcar que una ayuda para resistir una eventual rebaja de los precios de los combustibles, las comisiones deberían aumentar. “Son muchos los factores que conforman los precios de los combustibles, el valor del crudo, si bien es importante, no es el único”, recalcó Landgrebe.

Para Bornoroni faltan unos días para ver una reacción precisa. “Así como los combustibles no aumentan inmediatamente después de un aumento en el crudo, tampoco bajan inmediatamente después de una baja. A fines de 2019 y principios de 2020 hubo un aumento importante del crudo y no se trasladó a precio. Luego el petróleo se equilibró y los precios se mantuvieron. Habrá que seguir de cerca lo que sucede ahora con esta brusca caída”, remarcó.

Temas