-

-

Aborto: el Gobierno mandará su proyecto esta semana

09 de marzo de 2020

Tal como lo había adelantado el Presidente, enviará un nuevo proyecto de aborto legal y un Plan de los 1.000 para proteger a la madre y a los más chicos.

El gobierno nacional enviará esta semana al Congreso su proyecto de legalización del aborto y otro para la puesta en marcha del Plan de los 1.000, este último para garantizar la asistencia estatal a las mujeres de bajos recursos desde el inicio del embarazo hasta los dos años de su hijo o hija, notificó este lunes a Télam una alta fuente de la Casa Rosada.

ABORTO CONGRESO
Seguí la votación por el aborto en vivo
Seguí la votación por el aborto en vivo

Las iniciativas serán giradas a un mismo tiempo al Parlamento, donde el proyecto sobre el aborto fue tratado por primera vez en 2018, cuando fue aprobado en la Cámara de Diputados y rechazado en el Senado.

"Esta semana ingresarán al Congreso ambos proyectos", declaró la fuente sobre la iniciativa que permite la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 y que incluirá la "objeción de conciencia", de acuerdo con lo que adelantó este fin de semana el ministro de Salud, Ginés González García.

Mientras tanto, el llamado Plan de los 1.000 días que llegará al Congreso busca garantizar la atención y el cuidado integral de la vida y de la salud de la mujer embarazada y de sus hijos o hijas en los primeros años de vida. Según la misma fuente, la propuesta de los mil días busca evitar que se recurra al aborto por el solo factor de la pobreza.

El presidente Alberto Fernández había anunciado el 1 de marzo, en su mensaje ante la Asamblea Legislativa en el Congreso, que el proyecto para la legalización del aborto sería enviado en los "próximos 10 días".

"El aborto sucede. Es un hecho. Y es solo esa hipocresía que a veces nos atrapa, la que nos hace caer en un debate como este", declaró Alberto Fernández en ese entonces y agregó: "Dentro de los próximos diez días, presentaré un proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo que legalice el aborto en el tiempo inicial del embarazo y permita a las mujeres acceder al sistema de salud cuando toman la decisión de abortar".

Acerca de los detalles del proyecto que irá al Congreso, el responsable de la cartera de Salud adelantó el fin de semana que se propondrá que el plazo sea hasta la semana 14 de gestación para proteger a "quienes llegan tarde, mal, y no tienen acceso".

"Tenés que darle un par de semanas más porque después de eso no se puede. Esa es la razón, no es una pelea biológica del tamaño del embrión, es un problema de accesibilidad, nada más", enfatizó el ministro de Salud.

"El proyecto va a ser muy explícito, pero va a tener penas, no sobre la mujer, pero sí con quien cobre, el que salga fuera de la norma, el que lo haga después de las 14 semanas, con el médico que lo haga, el que usufructúe económicamente, el que no cumpla con las las causales como riesgo de vida de la mujer o violación", añadió el titular de Salud de la Nación.

Por su parte, la Iglesia católica sostuvo que "no es lícito eliminar ninguna vida humana" y destacó la necesidad de "discernir prioridades" en un país que tiene "altos niveles de pobreza e indigencia", al rechazar la iniciativa en una misa que este domingo congregó gran cantidad de público frente a la Catedral de Luján.

Sobre la posición de la Iglesia, la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, sostuvo que "no hay que tener miedo a los debates" ni a "las miradas críticas", luego de la misa convocada por la Iglesia en rechazo el proyecto para legalizar el aborto.

"De ninguna manera se le dijo hipócrita a la Iglesia. No hay duda de que la Iglesia está ocupando el rol que le corresponde en el marco comunitario", dijo Gómez Alcorta en declaraciones radiales.

En el mismo sentido, la titular del INADI, Victoria Donda, sostuvo en declaraciones radiales que la "Iglesia tiene una posición histórica y está muy bien que se manifieste" y sostuvo que no habrá "inconvenientes" para su aprobación en el Congreso.

"El tema de fondo fue largamente debatido hace dos años en la Cámara de Diputados y fue aprobado. Espero que no haya mayores inconvenientes. Ahora con una presidencia distinta en el Senado respecto de quien lo hizo hace dos años también espero que salga positivamente", concluyó.

Temas