-

-

-

Coronavirus, alimentación y animales: ¿es posible una nutrición antiespecista?

Por: Nadia Barreiro
17 de marzo de 2020

El mercado de Wuhan repleto de animales encerrados provocó rechazo en Occidente, donde se comen vacas pero no se ven los mataderos. Tres profesionales de la salud proponen una alimentación ética e inofensiva.

Mientras eso ocurría, sus virus se mezclaban, formaban nuevas cepas y contagiaban a humanos. Ese cóctel de maltrato, alimentación y enfermedad fue, literalmente, mortal.

Unos meses después, el gobierno de ese país decretó la prohibición de estos mercados y -paradoja de por medio- puso en cuarentena a los habitantes y en libertad a los animales salvajes.

¿Es posible, a raíz de esta pandemia, comenzar a pensar en una alimentación amigable con el ecosistema que el propio hombre está destruyendo?

Rocío Hernández, Nicolás Fassi y Sayra Francina militan sobre esa idea. Ellas son licenciadas en Nutrición y él es Médico. Los tres son veganos y transmiten su mensaje no sólo en sus trabajos sino también a sus miles de seguidores en Instagram.

Rocio
Rocío Hernández también milita como feminista no especista.

Rocío Hernández también milita como feminista no especista.

Porque amamos a los perros nos comemos a las vacas

Comemos lo que disponemos. Lo que el modelo: socio-cultural-político-financiero e histórico nos dice qué comer”, sostiene en diálogo con minutouno.com Hernández, que además de nutricionista, tiene un posgrado en la UBA de Vegetarianismo y Veganismo y estudió Psicólogía social, carrera que le aporta una mirada amplia sobre la relación entre el hombre y la comida.

"Por ende no es culpa (entre comillas) del argentino comer tal o cual cosa, sino que sus elecciones son producto de un entramado mucho más complejo. Cuando las opciones son pocas y empobrecidas, las decisiones son escuetas también. Así que considero que el principal impedimento es el acceso a la información real sobre una alimentación sostenible y sustentable, algo que no se promueve desde lo público y político", cuestionó sobre las dificultades a la hora de elegir qué comer.

Rocío Hernández: "Comemos lo que disponemos. Lo que el modelo: socio-cultural-político-financiero e histórico nos dice qué comer".

Nico Fassi, médico y coordinador de Health Save Movement, agregó el eje cultural: "La peor idea que tenemos es que los animales están ahí para ser usados y sometidos a vidas de sufrimiento para brindarnos alimentos. Esto genera un gran sufrimiento y tenemos la idea que está justificado. pero nadie le haría a un perro lo que le hacemos a una gallina, a los peces o las vacas. Eso es el especismo, la discriminación en especies".

nico fassi
Nico Fassi, en una conferencia.

Nico Fassi, en una conferencia.

Una dieta basada en plantas

La nutricionista vegana Sayra Francina creó Alma Dórica, el primer restaurant vegano de Córdoba. Lo hizo como parte de su militancia para llevar su mensaje: es posible estar saludables con una alimentación basada en plantas, en contra de lo que proponen otras corrientes.

“Cuando cambié mi alimentación para que sea sostenible en el tiempo me di cuenta que podía combinar la nutrición saludable con el antiespecismo. Siento que van de la mano porque hace que sea sostenible y que tengamos una alimentación dejando al sistema capitalista de lado", comentó en diálogo con este portal.

Sayra Francina: "Es posible estar saludables con una alimentación basada en plantas y combinar la nutrición saludable con el antiespecismo"

Además, aclaró que su posición ética la hace trabajar sólo con pacientes que quieren dejar de consumir animales: "No lo impongo, sino que muestro que eso es lo más saludable a lo que podemos llegar además de libres de procesados. Propongo cambios de hábitos que sean sostenibles para nuestra vida y el planeta. La gente que atiendo sabe cuál es mi postura y por eso viene a la consulta".

Zayra
Zayra Francina, en una conferencia sobre consumo y ética.

Zayra Francina, en una conferencia sobre consumo y ética.

Claro que en el país de las vacas (sagradas para el consumo), las transformaciones son complejas.

"En general se consumen muy pocas frutas y vegetales. En el último ENNYS (la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud) es del 30 por ciento. Es decir que 3 de cada 10 argentinos y argentinas consumen 1 fruta por día. Y en contraparte se consumen muchas bebidas azucaradas, snacks y productos de panadería. Siempre digo que los argentinos y argentinas son ‘galletivoros’, estamos segundo en puesto mundial de consumo de galletitas, ultraprocesados cargados de azúcar, sal, harinas refinadas y un sinfín de aditivos", informó Hernández.

alma dorica
Uno de los platos veranos de Alma Dórica, en Nueva Córdoba.

Uno de los platos veranos de Alma Dórica, en Nueva Córdoba.

"Somos la especie en peligro de extinguirlo todo"

Para estos especialistas, el consumo tiene que ser ético. "Soy militante de todas aquellas causas que evalúe y considere injustas. Desde la explotación invisibilizada de animales hasta la obscena distribución de recursos alimentarios en el planeta", sostuvo la licenciada en Nutrición, que vive en Rosario pero viaja seguido a Buenos Aires para participar de diversas actividades. Además, permite hacer consultas online.

Nico Fassi: "Soy militante de una alimentación de menor sufrimiento para los demás seres sintientes y que aporte todos los nutrientes necesarios".

"Mientras la mitad del planeta se muere por enfermedades crónicas no transmisibles (diabetes, hipertensión, dislipemias, etcétera), la otra mitad se muere de hambre y esto responde a un modelo productivo exclusor alimentario. Como digo siempre: todo tiene que ver con todo", agregó.

Para ella, el problema es del sistema global: "De manera poco sustentable se alimenta con plantas -en realidad soja- a los animales utilizando a su vez grandes espacios para que ellos habiten, y deforestando todo para que eso suceda. Súper ineficaz. Eso trae consecuencias devastadoras a nuestro planeta, las cuales estamos evidenciando concretamente. Mi propuesta siempre es brindar información, las personas deciden. De todas maneras la alimentación sustentable es el camino".

vaca.jpg

"Somos la especie en peligro de extinguirlo todo", escribe Malena Blanco, activista de Voicot.

Francina también sentó postura. "Es una cuestión política no consumir animales. No solo por la alimentación y por el planeta, sino que es una forma de habitar el mundo. Vivo mi vida de esa manera, intentando estar fuera del sistema capitalismo opresor lo más que pueda. Así trabajo, así me vinculo, como y lo que consumo para existir en este planeta".

En esa linea, Fassi contó que en un momento de su carrera se dio cuenta que muchos de sus pensamientos sobre alimentación no tenían sustento científico para creer que era necesario o adecuado consumir animales desde el punto de vista ético.

“Visité mataderos y vi lo que sufren los animales para ser convertidos en productos. Estudiaba medicina y me interesó la parte nutricional. Me di cuenta que se podía ser vegano y que estaba probado que era viable. Entonces me hizo investigar más para ese lado”, cuenta.

“No soy militante de la alimentación consciente ni natural. Yo soy militante de una alimentación de menor sufrimiento para los demás seres sintientes. Y que aporte todos los nutrientes y energía necesarios para que las personas estén saludables", aclara.

los salvajes
Animales rescatados en el Santuario los salvajes

Animales rescatados en el Santuario los salvajes

Todo está conectado

La crisis mundial por el coronavirus dejó al descubierto que el ser humano no sólo es débil sino que además es responsable y víctima de sus propias acciones, como la destruccion ambiental, el comercio ilegal, el maltrato animal y su egoísmo extractivista.

El Covid 19 es una enfermedad más de todas las zoonóticas existentes y brinda una oportunidad para repensar cómo nos vinculamos con la naturaleza con el fin de alimentarnos y sobrevivir.

"Las dificultades para cambiar los hábitos tienen que ver con un entramado complejo. Desde lo micro - lo individual- el miedo a enfermar es clave en la limitación para dejar de consumir animales. Por otro lado, la falsa premisa que es más caro o es difícil, y un montón de mitos más que lamentablemente aún circulan entre nosotros y nosotras", cerró Hernández.

Dadas las medidas de prevención de público conocimiento les queríamos avisar que el voluntariado se encuentra suspendido hasta nuevo aviso ya que nuestra especie se encuentra atravesando un problema sanitario global, y lo mejor que podemos hacer para detener y disminuir el crecimiento exponencial es ser empáticos y solidarios. Para eso es necesario que tengamos presente las medidas de prevención: lavarse las manos, limpiar picaportes, teclas de luz y demás superficies y por sobre todas las cosas #QuedarseEnCasa si tenemos la posibilidad de hacerlo. El egoísmo y el escepticismo nos trajo hasta acá. Es momento de reflexionar y comprender que cuando te cuidas a vos, estas cuidando a los que te rodean.

Temas