-

El represor Alfredo Astiz pidió la prisión domiciliaria por el coronavirus

19 de marzo de 2020

El pedido fue realizado ante el Tribunal Oral Federal 5, que ya ordenó una junta médica para evaluar el planteo.

El represor Alfredo Astiz pidió la prisión domiciliaria al considerarse dentro del grupo de riesgo de contagio del coronavirus. La presentación la hizo su defensa ante el Tribunal Oral Federal 5, que llevó adelante los juicios en su contra. Ahora se ordenó una junta médica para evaluar su situación.

La semana pasada la Cámara Federal de Casación, máximo tribunal penal del país, le ordenó a los Tribunales la "urgente tramitación de cuestiones referidas a personas privadas de libertad que conformen el grupo de riesgo en razón de sus condiciones preexistentes".

Estableció además "la adopción con carácter urgente y en forma conjunta de un protocolo específico para la prevención y protección del Coronavirus COVID-19 en contexto de encierro".

Astiz, de 69 años, está detenido desde el 20 de diciembre de 2007, por crímenes de lesa humanidad. Fue condenado varias veces a prisión perpetua por los atroces delitos que se cometieron en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). En prisión, sufrió cáncer de próstata.

Su figura se transformó en un ícono de la dictadura militar: fue el “Ángel de la Muerte”, miembro del Grupo de Tareas 3.3.2 del mayor centro clandestino de detención y pieza clave en el secuestro de las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet, de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo -organismo en el que se infiltró como familiar de un desaparecido-, Azucena Villaflor, Mary Ponce de Bianco y Esther Ballestrino de Careaga; y de la adolescente sueca Dagmar Hagelin.

Temas