-

-

-

-

-

Cinco ejemplos sobre cómo el coronavirus bajó la contaminación ambiental

19 de marzo de 2020

En Madrid y Barcelona se redujo la contaminación a la mitad. El agua de los canales de Venecia se volvió transparente y el aire en las metrópolis más puro.

El ser humano es una de las tantas especies que habitan este planeta, y es la dominante no sólo en cantidad sino también en impacto. Así lo demostró la reorganización social que obligó la pandemia del coronavirus: cuando el ser humano se retrotrae (y con él los autos, las fábricas, y el consumo) otros animales asoman y el cielo se vuelve más claro.

En China mejoró la calidad del aire, como demostraron las imágenes de satélite publicadas por la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA).

Coronavirus: nitrogen dioxide emissions drop over Italy

Los días de aislamiento también impactaron en Madrid. Los cinco distritos de la ciudad cuentan con medidas catalogadas dentro de la categoría “muy bueno” del índice de calidad del aire, mientras que en Barcelona, se redujeron a la mitad las concentraciones de dióxido de nitrógeno (NO2) en sólo tres días de confinamiento.

"La contaminación del aire en el área de Barcelona y en Madrid se ha reducido un 50% en los primeros tres días de confinamiento (de sábado a lunes) de la población", aseguraron desde la Generalitat de Cataluña y Ecologistas en Acción respectivamente.

Algo similar ocurrió en el norte de Italia: los datos del satélite Sentinel 5P arrojan una reducción de la contaminación atmosférica.

”Aunque podría haber ligeras variaciones en los datos debido a la capa de nubes y al cambio climático, estamos muy seguros de que la reducción de emisiones que podemos ver coincide con el bloqueo en Italia que causa menos tráfico y actividades industriales”, explicó Claus Zehner, gerente de la misión Copernicus Sentinel-5P de la ESA.

Las fotos de la "nueva" Venecia impactan: los canales se volvieron casi transparentes y incluso en algunos pasajes aparecieron peces.

Palli Caponera on Twitter

Temas