-

-

Coronavirus: la reacción de la mujer que activó el protocolo

24 de marzo de 2020

El protocolo de coronavirus tuvo que activarse en un colectivo de la línea 67 luego de que una pasajera fuera denunciada por presentar síntomas.

Una mujer tuvo que ser trasladada esta mañana al hospital Muñiz para realizarse estudios luego de activarse el protocolo por coronavirus en el colectivo en el que circulaba en el barrio porteño de Recoleta. El alerta ocurrió pasadas las 11, cuando un pasajero denunció que una mujer tosía dentro de un colectivo de la línea 67 que circulaba por la avenida del Libertador. Inmediatamente, personal policial detuvo la unidad y llamó al Same especializado en Covid-19, que concurrió al lugar y realizó un operativo que estuvo a cargo del titular del servicio de emergencias porteño, Alberto Crescenti.

Tal como informó el titular del Same, al ser consultada sobre su estado de salud, la mujer “empezó a dar falsos datos, estaba tosiendo”, hasta que “después contó que estuvo en contacto con gente que había estado donde circula el virus”.

En una serie de videos grabados por uno de los pasajeros se la ve a la mujer en cuestión resintiéndose a ser atendida por los médicos del Same en medio de una crisis de nervios. La pasajera repetía que quería bajarse del colectivo, mientras una médica intentaba calmarla haciéndole entender que ponía en riesgo la salud de todo el pasaje.

“¡Llevame detenida, no me voy a sentar nada, abrime la puerta!”, se la escucha gritar a la mujer, mientras otros pasajeros sugieren que deje de tocar el colectivo con las manos. Denotando el nivel de desinformación en cuanto al contagio y el explícito pedido de cuarentena para aquellos que viajaron al exterior o tuvieron contacto directo con quienes hayan estado en países de zona de contagio, la mujer expresa: “La que cuido tiene familiares que van a Chile pero yo no tengo contacto con los familiares”.

mujer colectivo coronavirus

Coronavirus: la mujer se resistió a los médicos del Same

El resto de los pasajeros, en cuarentena

"Tenemos que determinar si (la pasajera) tenía fiebre. Alguno de los pasajeros llamó al 911. Se procedió al aislamiento dentro del colectivo. Hay que isoparla y ver qué ocurre, es una mujer joven", explicó Crescenti y añadió: "El resto del pasaje, que eran diez personas, no tuvieron contacto con la mujer, por lo que consulté con el juzgado de turno y se resolvió que el chofer los traslade a cada uno a su casa para hacer la cuarentena".

Crescenti reiteró a la prensa además que el uso del barbijo es solo para personas que tiene la enfermedad o que puedan estar en contacto con personas contagiadas, que el resto no debe usarlo, pero sí mantener el distanciamiento social y cumplir la cuarentena.

Temas