-

-

La cuarentena de los que menos tienen

Por: Natalia Zaracho
24 de marzo de 2020

Natalia Zaracho es trabajadora de la economía popular y promotora de salud comunitaria. Militante de la UTEP y el Frente Patria Grande.

Para nosotros la cuarentena no se parece en nada a quedarnos viendo series o llenar el chango de comida en el supermercado, tampoco es posible hacer trabajo desde la casa, todo eso simplemente no es una posibilidad.

Creo que todos y todas estamos un poco preocupados con lo que está pasando, pero para quienes vivimos de una economía muy del día a día, de las changas, esta situación nos deja más vulnerables que nunca. Hay mucha ansiedad sobre los días que se vienen. Ya es fin de mes y la plata no alcanza, la semana que viene va a ser más fin de mes todavía y en el barrio no va a haber un mango.

Respecto a las medidas del gobierno nosotros entendemos que actuaron de forma rápida, desde el primer momento se tomaron medidas considerando nuestra situación, como bonos para las AUH y refuerzos en las tarjetas alimentar por ejemplo. Sé que se están pensando algunas medidas más, sin embargo y siendo sincera, nose como van a hacer muchas familias para aguantar la cuarentena. Nuestra economía no está para nada preparada para esto.

En este contexto reafirmo y valoro, el rol y el trabajo que hacemos todos los días las organizaciones sociales y comunitarias. Mientras algunos “vivos” como dice Alberto ya salieron a aumentar los precios y aprovecharse de esta situación, las organizaciones sociales nos paramos desde la solidaridad y el compromiso con el otro.

Estamos trabajando mucho para seguir garantizando la comida a través de viandas en los merenderos por ejemplo, que es algo indispensable porqué donde no se abre un comedor son de cientos de familias que se quedan sin comen. También ayudando a la gente a poder organizarse frente a la crisis en general y para no se genere un descontrol. Estamos relevando que comedores van a estar abiertos cada día en el barrio para poder hacerle llegar a los vecinos y vecinas esa información y organizándonos para brindar ayuda a las personas mayores que están solas.

Otro trabajo muy importante es el transmitir información de manera responsable. Sobre los cuidados necesarios, medidas de higiene, la situación del país en general y las medidas que va tomando el gobierno y que nos afectan directamente. Hay mucha información dando vueltas y mucha directamente desinforma y genera más ansiedad. Estamos intentando concientizar a los vecinos de quedarse en casa lo más posible y buscando garantizar lo necesario para que eso sea una posibilidad.

Otra cosa que nos preocupa y que ya estamos charlando desde las organizaciones es el tema de las fuerzas de seguridad. Soy consciente de la situación que estamos atravesando y que la policía tiene que garantizar que las medidas de aislamiento que se pidieron para la seguridad de todos, se cumplan. Pero también se de todos los problemas que tenemos y hemos tenido con los abusos de poder por parte de estas mismas fuerzas, principalmente contra nuestros pibes y nuestras juventud. Es algo que desde las organizaciones también tenemos que tener en cuenta.

Que el aislamiento no nos lleve a la falta de empatía. En estos momentos de distancia social es más importante que nunca estar cerca, ser solidaros, entender las necesidades del otro y acompañar a los que más lo necesitan. De esta salimos todos juntos, pero todos es TODOS, con los mas humildes adentro.