-

-

Coronavirus cerca del Papa: un colaborador dio positivo

25 de marzo de 2020

Un funcionario que vive en la misma residencia que el papa Francisco dio positivo por coronavirus. Es el cuarto caso registrado en el diminuto Estado.

Un sacerdote de la Secretaría de Estado del Vaticano que vive en la residencia de Casa Santa Marta, donde también reside el papa Francisco, dio positivo al test de coronavirus Covid-19.

Según el diario Il Messaggero, el funcionario en cuestión es un oficial de la llamada "segunda sección" de la secretaría de Estado (o Sección para las Relaciones con los Estados) del Vaticano.

El hombre incluso vive en la misma residencia de cuatro pisos y 129 habitaciones que habita Francisco desde el inicio de su era como Papa, lo que deja al Sumo Pontífice en una situación delicada.

El vocero papal Matteo Bruni ya había confirmado que se detectaron cuatro casos positivos por coronavirus Covid-19 entre el personal de Museos Vaticanos y otras dependencias.

La pandemia del coronavirus Covid-19 ya había trastocado la vida del Vaticano al obligar al Papa a rezar sus misas y dar sus mensajes urbi et orbi a través de una pantalla, y con el correr de los días -y atentos al desarrollo de la situación sanitaria en Italia, que es una de las más graves después de China y España- se suspendió la actividad de los museos y otras actividades.

papa francisco resfriado.jpg
El papa Franciso se retiró de la vida pública por el coronavirus

El papa Franciso se retiró de la vida pública por el coronavirus

Entre las suspensiones se decretó también que el periódico vaticano, L'Osservatore Romano, dejará de imprimirse a partir de este 25 de marzo.

el Dicasterio vaticano de las Comunicaciones decretó que este miércoles sea la última impresión "garantizada" del histórico periódico.

Una nota interna del Vaticano estipula que desde el jueves 26 de marzo las 20.000 copias diarias actuales pasarán a ser "cerca de 10 en fomato A3": su edición en papel quedará reservada al papa Francisco, al pontífice emérito Benedicto XVI y a un unos pocos de funcionarios de la Santa Sede.

Los ejemplares impresos serán entregados por los bomberos del Vaticano y la suspensión de la impresión se dará "hasta próxima indicación".