-

-

El Gobierno dice que proveedores le vendieron más caro que el precio de mercado

06 de abril de 2020

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, contestó una denuncia por supuestos sobreprecios en la compra de alimentos para afrontar la crisis por el coronavirus.

En las últimas horas comenzaron a correr versiones periodísticas, bastante mal intencionadas, que consignaban que el Ministerio de Desarrollo Social había comprado alimentos para paliar la asistencia alimentaria que se incrementó por la crisis económica que acarrea la pandemia de coronavirus.

Especialmente en redes sociales, varios usuarios se mostraron indignados por supuesta compra de fideos semolados a $84 el medio kilo, un precio bastante superior al que se puede encontrar en los supermercados en precio minorista.

Por este motivo el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, en diálogo con C5N, despejó las dudas y explicó como se realiza la compra de los productos de primera necesidad, "nosotros hemos hechos una compra extraordinaria de alimentos porque pasamos de 8 a 11 millones de personas las que requieren asistencia alimentaria".

"Hicimos una compra extraordinaria de leche, aceite, azúcar, arroz, lentejas, fideos y harinas, en una licitación pública, dónde la SIGEN (Sindicatura General de la Nación) establece los precios testigos. Se convocó a más de 11 proveedores para alimentos, y a más de 10 para leche. En ningún rubro se adjudico a una sola empresa, siempre hay más. Las empresas realizaron sus propuestas de precios y cantidad. En ninguno de los casos se postularon para la cantidad de alimentos que estábamos pidiendo", manifestó el ministro Arroyo.

Con respecto al caso de los fideos semolados que causó particular indignación, el titular de la cartera de Desarrollo Social aclara que "se hizo una compra por kilo de $84, no por medio kilo. Hubo una resolución en el Boletín Oficial nro. 152 y una rectificatoria nro. 159 que establece que la compra es por kilo a $84, en paquete de medio kilo".

Lo cual es cierto y se puede verificar rápidamente acudiendo al Boletín Oficial, el 31 de marzo se publicó la resolución 152/2020 firmada por el ministerio de Desarrollo Social dónde se autoriza la compra de alimentos. Pocos días después, el 2 de abril, se saca otra resolución la 159/2020, que rectifica a la 152, y dice claramente: "Que, en este marco, dicha Secretaría requirió la compra de UN MILLÓN SETECIENTOS MIL (1.700.000) kilogramos de fideos semolados en presentación de paquetes de QUINIENTOS (500) gramos cada uno. Que, en consecuencia, se dictó la Resolución N° RESOL-2020-152-APN-MDS del 31 de marzo de 2020, por cuyo Artículo 1° se autorizó a efectuar la Contratación por emergencia COVID-19 N° 0006-2020 enmarcada en los alcances del Decreto N° 260/20, su modificatorio N° 287/20, la Decisión Administrativa N° 409/20 y la Disposición ONC N° 48/20, con el objeto de lograr la adquisición de UN MILLÓN SETECIENTOS MIL (1.700.000) unidades de fideos semolados en presentación de 500 gramos, cada uno, solicitada por la SECRETARIA DE ARTICULACIÓN DE POLÍTICA SOCIAL".

La denuncia sobre la supuesta compra con sobreprecios se realiza este lunes 6 de abril, 4 días después de la rectificación oficial en el Boletín Oficial.

Arroyo también contó porque en el caso específico de el azúcar y el aceite, si se compró por encima del precio testigo que espablece la SIGEN, "están por encima del precio testigo, porque la SIGEN no contempló el tema de la logística, y se decidió comprarlo igual porque estamos en emergencia".

Por otra parte, el Ministro manifestó: "Nosotros le pedimos a todos los proveedores que se presenten para bajar los precios" y agregó "estamos comprando permanentemente porque hay una realidad nueva, pasamos de 8 a 11 millones de personas porque una parte del empleo informal recurre que se quedó sin sustento ahora concurre a un comedor".

Sobre la logística que tiene el ministerio de Desarrollo Social para repartir los alimentos, Arroyo dijo que además de la compra de alimentos están transfiriendo fondos a las provincias "para que ellos también puedan comprar alimentos y productos de limpieza", y con respecto a la compra que se realiza "es para todo el país, y los que venden los alimentos los llevan a todos los depósitos del ministerio".

Por último, Arroyo, explicó que "incrementamos en 2 mil millones de pesos la asistencia alimentaria en este contexto, y generamos 400 millones de pesos para asistencia económica a las provincias. Ese dinero era el que se había pensado para dar los microcréditos para comprar máquinas y herramientas, y se reasignó a la prioridad que tenemos hoy".