-

-

Despidos en una empresa de los Galperín en pleno aislamiento obligatorio

06 de abril de 2020

Así lo denunció el diputado Itai Hagman mientras se transita la cuarentena por el coronavirus. Publicó uno de los telegramas como prueba de los despidos.

El diputado nacional por el Frente de Todos Itai Hagman denunció despidos en la curtiembre SADESA, perteneciente a la familia Galperín, en medio del aislamiento por la pandemia de coronavirus COVID-19.

"La miserabilidad de grandes empresarios en la Argentina continúa. Estas cartas documento está enviando SADESA, la curtiembre de la familia Galperín. Marcos, igual que Paolo, están en el top ten de los más ricos del país. Esto no se puede permitir @alferdez", tuiteó Hagman en referencia a los despidos en la empresa acompañado por la foto de un telegrama enviado a un trabajador.

La noticia se conoció este lunes, cuando también se confirmaron los 1.450 despidos en Techint en medio del aislamiento por el coronavirus y cuando la delegación Rosario de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) denunció “cerca de 300 despidos” que ocurrieron en empresas del sector a las que calificó de “oportunistas”.

“Esto es un verdadero desastre. Estamos en presencia de un aprovechamiento y un oportunismo por parte de grandes empresas, como es el caso de Obring o Pecam, en un momento difícil que requiere la colaboración de todos”, denunció el secretario general de la Uocra Rosario, Carlos Vergara.

El dirigente destacó la falta de “solidaridad de los que tienen espalda para soportar el cese de la actividad sin cargar todo el drama en los trabajadores y sus familias” en medio del aislamiento por el coronavirus.

Fuentes de la asociación gremial señalaron que acudieron al Ministerio de Trabajo de Santa Fe para solicitar que "declare la conciliación obligatoria" por los despidos de los obreros de la construcción.

“El 70 por ciento de las firmas que trabajan en el sector público y privado aprovechó la situación atípica generada por la pandemia para enviar telegramas a los obreros, acentuando la crisis laboral que arrastra el sector”, dijo Vergara, según un comunicado difundido hoy por la Uocra.

El dirigente señaló que esta nueva ola de despidos que se suma a las cerca de 4.000 bajas que acumulaba el sector por el freno en la obra pública de Rosario y la región.

Resaltó que este escenario “encuentra a la Uocra sin posibilidad de movilizarse” debido a las restricciones implementadas por el Gobierno para evitar la propagación del Covid-19.

“Los gremios no podemos movilizarnos ni conformar asambleas porque estamos cumpliendo el aislamiento, pero queremos que quede bien en claro que no nos vamos a quedar de brazos cruzados mientras nuestros compañeros pierden sus fuentes de ingreso”, apuntó Vergara.

Temas