-

-

Los millonarios negocios que el macrismo otorgó en el Posadas al Grupo L

15 de abril de 2020

El grupo empresario, aportante a la campaña de Mauricio Macri, recibió 341 millones de dólares en medio del ajuste en el Hospital Posadas. A través de la Fundación Formar giró 30 mil dólares para la campaña de Cambiemos.

El Grupo L, que quedó en el ojo de la tormenta por haberle vendido al ministerio de Desarrollo Social alimentos con sobre precios, fue un asiduo aportante de las campañas electorales del macrismo y uno de los grandes contratistas beneficiados por los Ejecutivos cambiemitas.

Al Grupo L pertenece la empresa Teylem que generó un escándalo que salpicó al ministerio de Desarrollo Social de la Nación al venderle alimentos con abultados sobreprecios.

Pero el Grupo L, perteneciente a los hermanos Víctor y Sebastián Lusardi, acumula un largo historial de contrataciones oscuras. En especial con los Ejecutivos de Cambiemos, espacio al que el grupo empresario aportó más de 30 mil dólares para sus campañas electorales.

Andres Lerner on Twitter

Así lo reveló Esto Recién Empieza por C5N el viernes pasado cuando dio cuenta de contrataciones millonarias que beneficiaron a ese grupo empresario.

Uno de los casos más escandalosos es el que involucra al Hospital Posadas.

Es que al mismo tiempo que el macrismo aplicaba un duro ajuste a todo el sistema de Salud (que tuvo su punto cúlmine en la degradación del ministerio en secretaría del Estado) y que afectó con especial dureza a el Hospital Posadas, el Grupo L embolsó millonarios contratos.

Mientras despedía a 1.600 médicos del Posadas y recortaba un 50% el presupuesto del hospital, el macrismo le pagó 341 millones de pesos al Grupo L para que sus empresas prestaran servicios de limpieza y manejara el comedor.

Incluso el macrismo llegó a pagarle al Grupo L 4,6 millones de pesos por una capacitación en alimentación. De hecho, la jefatura del área de alimentación en el Hospital Posadas era una gerenta de la firma de los hermanos Lusardi.

El Grupo L aportó además 30 mil dólares a la fundación Formar que reconoció sustentar actos de campaña del PRO. La fundación Formar, con domicilio legal en las oficinas alquiladas por el Congreso de la Nación y que eran utilizadas por legisladores del PRO funcionaba así como una cáscara para recibir los retornos obtenidos a partir de contrataciones amañadas y direccionar luego esos fondos a las campañas del macrismo.

Temas