-

-

-

Mató al gato del vecino con una escopeta porque "le comía la comida"

15 de abril de 2020

El siniestro asesinato ocurrió en Ituzaingó, Villa Udaondo. El acusado admitió el crimen frente a las víctimas, según denunciaron. Un video muestra cómo el señor agarra al animal muerto y lo tira en el pasto.

Un repudiable caso de maltrato animal y violencia vecinal genera preocupación y alarma en Ituzaingó, Villa Udaondo. Un hombre llamado Jorge Mansur fue acusado de matar de un tiro al gato de sus vecinos y de entregarles el cuerpo en una bolsa de consorcio.

Así consta en la denuncia policial de las víctimas, un matrimonio con tres hijos menores de edad (uno de ellos un nene de tres años apegado al animal), que presenció el hecho y salió a hablar con Mansur cuando escucharon un tiro.

Nemu Gato Muerto

Según el testimonio de Juan, el padre de la familia, ellos estaban cenando con otros dos matrimonios cuando el ruido los asustó. "Reconocimos que no era un petardo, se parecía más a un arma", contó en diálogo con minutouno.com.

Teniendo en cuenta los antecedentes del acusado, inmediatamente sospecharon lo peor, y lo que siguió fue escabroso. "Nos alarmamos porque no es la primera vez que pasa, a mi mujer y a sus hermanas este vecino y su hijo, cuando ellas eran más chicas, ya les habían matado varias mascotas", recordó.

"Salieron mi señora y los nenes más grandes a la calle y vieron al gatito muerto ensangrentado a centímetros de la puerta de la casa de él, adentro del terreno de él. Mi hija y mi señora gritaron, llamando e insultando a Mansur, y ahí es cuando salimos el resto de la familia para ver qué es lo que pasaba", relató.

"Mi familia encontró al gatito muerto ensangrentado en la puerta de la casa de Mansur. Nos dijo casi riéndose 'lo maté porque me estaba comiendo la comida, una empanada'".

En ese momento, su hijo de 15 años vio al acusado saliendo de la casa y volviendo a entrar. Luego llegó Juan junto a sus dos cuñadas y concuñados. "Fuimos a llamarlo a Mansur para que nos dé explicaciones y nos entregue el cuerpito que estaba en su terreno. Después de dos minutos de llamarlo e insultarlo desde la calle, salió, le preguntamos por qué había hecho eso, qué había pasado, y nos dijo, como casi riéndose, con una expresión de sínico y siniestro 'no sabía que era de ustedes el gato, si sabía te lo llevaba a tu casa, lo maté porque me estaba comiendo la comida, una empanada '", aseguró Juan.

emu 3.jpg
Nemu se llevaba bien con el perros de la familia.

Nemu se llevaba bien con el perros de la familia.

Mientras esto ocurría, la policía ya estaba en camino. Pero antes, llegó el gesto más dramático. Mansur agarró al gato de las patas, lo llevó colgado más atrás y, como si fuera un trofeo de caza, lo revoleó al suelo. La secuencia quedó grabada en un video publicado en las redes sociales.

"Después de tirarlo, fue a buscar una bolsa de consorcio, volvió, agarró al gato nuevamente y mientras se acercaba a la reja lo fue metiendo en la bolsa y nos lo dio medio a la fuerza a través de la reja", recordó Juan. Mientras el acusado daba esos pasos, las luces del patrullero ya iluminaban la cuadra.

Después de tirarlo, fue a buscar una bolsa de consorcio, volvió, agarró al gato nuevamente y mientras se acercaba a la reja lo fue metiendo en la bolsa y nos lo dio".

La denuncia policial

La Policía le ordenó a Juan que vaya a hacer la denuncia y le pidió a su cuñada que le saque fotos al gatito como prueba. Otro efectivo, por su parte, ingresó con Mansur a su casa. En ese momento, el hombre no negó la matanza.

"El dice que el gato estaba en una de sus ventanas, pero la realidad es que el gato se estaba paseando por la entrada y él, a una distancia de no más de 10 metros, le disparó con escopeta, un perdigón calibre 16. Cuando mi cuñada terminó de pasarle las fotos a una de las oficiales salió el policía de la casa con el cartucho, la escopeta y lo llevaron a la comisaría sin esposar", relató.

Juan contó que la denuncia quedó radicada en la comisaría N° 3 de Las Cabañas, Ituzaingo. La fiscalía que intervine es la UFI N° 1 de Ituzaingó.

"Nemu, nuestro gato amado, no hizo nada malo. Era una mascota hermosa, tranquila y cariñosa. La luz de los ojos de un nene de 3 años, a quien cuidaba como si fuese su propia cría", expresó la hermana de Juan en Facebook.

nemu
Nemu, en una de sus siestas.

Nemu, en una de sus siestas.

Temas