-

-

-

Viajaron a Cuba, quedaron varados y sólo ella pudo volver

Por: Antonia Cossio
15 de abril de 2020

Luciana y su novio viajaron a Cuba antes de que se declarara la pandemia de coronavirus. Desde entonces ella pudo volver al país pero él sigue varado.

Luciana Maldonado y su novio, Tomás, viajaron a Cuba de vacaciones el 7 de marzo, cuando el mundo aún no estaba dado vuelta por la pandemia de coronavirus Covid 19. Con el paso de los días, mientras disfrutaban del mar y a pesar de la escasa conexión de internet, la pareja se enteró de que comenzaba a subir la cantidad de casos en Argentina, y de que había cada vez más complicaciones para volver al país.

"Nosotros teníamos pasajes para el 22 de marzo. Fuimos a La Habana un día antes para que en persona nos dijeran que estaba confirmado, y por si se podía adelantar, pero nos dijeron que no se podía porque ya había gente a la que le habían cancelado el vuelo y había que reprogramarlos, que nosotros nos quedemos tranquilos, que nuestro vuelo estaba ok", le contó Luciana a minutouno.com.

Pero tranquilidad era lo último que podía tener la pareja, porque en el aeropuerto de La Habana ya había una larga fila de argentinos varados que llevaban más de cuatro días durmiendo allí. El viaje soñado de la pareja - que fue el primero afuera de Argentina para Luciana- terminó como una "pesadilla", como lo describió ella.

"Hicimos el check in y cuando llegamos al otro día al aeropuerto nos dijeron 'no, argentinos no viajan'", recordó Luciana, de 29 años, quien por estos días cumple con la cuarentena obligatoria confinada en el cuarto de un hotel de la Ciudad de Buenos Aires desde donde trabaja en Marketing de manera remota.

El 22 de marzo debían salir seis vuelos de Copa Airlines que hacían escala en Panamá y llegaban a Buenos Aires. "El aeropuerto de Panamá (Tocumen) estaba abierto porque por disposición del Gobierno funcionaba hasta el 22 de marzo", agregó Luciana.

"El problema fue que a los argentinos no nos dejaban subir porque desde Argentina en ese momento la ANAC no aprobaba que Copa Airlines, así fue que quedamos varados en Cuba todos los que les cancelaron el vuelo el 22, más todos a los que les cancelaron posteriormente", sentenció.

El resultado fue un aglomerado de más de mil argentinos sin destino en el aeropuerto internacional de La Habana, por lo que las autoridades cubanas resolvieron repartirlos en varios hoteles donde hasta el día de hoy hay más de 400 personas en la espera de que se habilite algún sistema para volver al país.

"Yo estuve en el Hotel Tulipán 20 días. Me mandaron en el tercer avión porque necesitaba medicación. La decisión de venir para acá sin Tomás fue durísima sabiendo y habiendo vivido todo lo que es estar allá", expresó Luciana.

Su novio y el resto de los argentinos varados en Cuba por la pandemia de coronavirus tienen una comunicación ínfima con Cancillería argentina a través de un grupo de Whatsapp y vía Facebook.

Embed
Cientos de argentinos siguen varados en Cuba por la pandemia de coronavirus Covid 19

"El viernes pasado salió el último avión (de Cuba a Argentina). Desde entonces no hubo novedades de otro vuelo. Los posteos que colocó en Facebook la Embajada son para dar información acerca de medicamentos, que es lo que ya sabemos que hay que hacer para solicitarlos, pero nunca llegan", explicó Luciana.

Para colmo, el Gobierno de Cuba analiza la posibilidad de cerrar los hoteles y otros establecimientos para evitar la propagación del coronavirus Covid 19 dado que al día de la fecha, 15 de abril de 2020, reportó 24 muertes y 814 casos acumulados, según cifras de la Universidad Johns Hopkins.

"En Cuba estuvimos 20 días en ese hotel y nos hacían tres controles médicos diarios de temperatura. Nunca hubo gente con síntomas, hasta ahora sigue así el panorama, pero en el país están encontrando cada vez más casos. Tampoco es bueno que los argentinos estén varados allá porque están expuestos", explicó Luciana, para quien "la incertidumbre es lo más difícil de llevar" por la falta de novedades de parte de Cancillería.

"Tengo días en que estoy peor que otros, pero intento verle el lado positivo a la situación para no caer", expresó desde su cuarentena en un hotel porteño donde ni siquiera puede salir de su cuarto y no interactúa ni con la persona que le deja la bandeja de comida junto a la puerta.

"Es muy difícil todo lo que pasamos. Que yo haya tenido que volver sola y que mi novio esté allá, y no poder prácticamente comunicarme con él y no saber cuándo va a volver", señaló, mientras Tomás, de 31 años, sigue en el Hotel Tulipán con otros argentinos varados sin poder retomar su actividad laboral para una compañía de pagos online donde "por suerte tienen consideración de la situación".

"Para la gente que está allá es mucho peor la situación. Para mí es muy doloroso, pero para ellos, que ni siquiera pueden hablar con sus seres queridos, es terrible. Lo único que me consuela es que estoy a un paso más de estar en mi casa", expresó en referencia a la casi nula conexión a internet que dificulta la comunicación de los pasajeros varados con quienes los esperan en Argentina.

"No saber si van a poder seguir en el hotel, no saber cuándo sale un vuelo, si cierran la frontera o no, y qué va a pasar con ellos. Es desesperante", resumió Luciana, que estará en cuarentena obligatoria hasta el 24 de abril: "Yo soy de Chubut y tengo a mi familia super lejos, pero al menos me tranquiliza estar en mi país y hablar con ellos, con mis papás y amigos, que estando allá tampoco lo podés hacer".

Temas