-

-

Se llegó a un acuerdo con los presos de Devoto y el conflicto llegó a su fin

06 de mayo de 2020

El viceministro de Justicia, Juan Mena, participó en la tercera reunión realizada este miércoles tras el violento motín del 24 de abril en el penal de Villa Devoto.

En una mesa de diálogo de la que participó el gobierno nacional, el Servicio Penitenciario y los representantes de los presos, dio por finalizado el conflicto iniciado el pasado 24 de abril en la cárcel de Villa Devoto. Ambas partes se comprometieron a retomar el funcionamiento normal de establecimiento y firmaron un acta en el que ratificaron que no habrá traslados a otros penales. Habrá un nuevo encuentro, el miércoles 20 de mayo a las 10.

Se consensuaron siete puntos que incluyen conformar un grupo de trabajo que aborde la temática penitenciaria en forma “integral”, mantener el compromiso de continuar y reforzar el mejoramiento de las condiciones de higiene, salud, prevención del COVID-19 y mantener la periodicidad de las reuniones de esta mesa de diálogo para seguir el avance de los trabajos realizados en diferentes áreas.

Además, se estableció el compromiso de evitar los traslados y los representantes de los pabellones ofrecieron colaborar con las refacciones y reparaciones edilicias. Éstos presentaron un proyecto denominado “Ayuda Humanitaria” para la confección de productos de higiene y salud en el marco de la pandemia.

El minutos después de que autoridades del Gobierno, funcionarios judiciales y presos del penal de Villa Devoto acordaron en la mesa de diálogo instaurada en ese penal la conformación de un grupo de trabajo que aborde la temática penitenciaria en forma "integral", la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, y su par de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, acordaron este miércoles un plan de reacondicionamiento de espacios existentes en el interior de los establecimientos penitenciarios federales, para transformarlos en centros de aislamiento en el marco del avance de la pandemia de coronavirus.

Los sitios remodelados recibirán "equipamiento técnico" y todo aquello que permita poner en práctica las "medidas sanitarias en cumplimiento de los protocolos del Ministerio de Salud" con el objetivo de prevenir y controlar la propagación del Covid-19, según un comunicado.

Los ministros avanzaron, además, "en la posibilidad de incorporar centros de salud modulares de emergencia" en los Complejos Federales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (cárcel de Devoto), el Complejo Penitenciario I de Ezeiza, el Complejo Penitenciario II de Marcos Paz, el penal de Güemes (Salta), y en la unidad federal de Rawson (Chubut), según se detalló.

Temas