VIDEO: La emoción de los cuidadores de la elefanta Mara en su despedida

Por: Nadia Barreiro
10 de mayo de 2020

La elefanta de 50 años emprendió su viaje hacia a un santuario de Brasil, en el Mato Grosso. El sábado a las 19.30, el camión que la transportaba salió de Ecoparque. Serán cinco días de ruta.

Luego de una año de preparación y toda una vida en cautiverio, el sábado a las 19.30, la elefanta Mara dejó el Ecoparque de la ciudad de Buenos Aires. En este momento, ella está viajando por ruta hacia un santuario en el Estado de Mato Grosso en Brasil, donde conocerá la selva, interactuará con elefantas de su especie y comenzará una nueva vida de libertad.

ara 2.jpg
mara 1.jpg

A las 17, Mara ingresó a la caja que la iba a transportar estimulada con su comida favorita y sin ayuda de ningún cuidador. Según informaron fuentes del Ecoparque en diálogo con minutouno.com, la elefanta estuvo todo el día relajada, como si supiera qué le esperaba.

Adentro del predio, el personal que la atendió, entrenó y cuidó, algunos durante 25 años, comenzó despedirla. En ese momentos a solas con la elefanta, los unía una mezcla de alegría y tristeza. En Brasil, Mara tiene el futuro que se merece, y acá, el amor cosechado.

mara 3.jpg
mara 44.jpg
mara 8.jpg

Afuera del Ecoparque, un grupo de activistas por la liberación animal de la organización Sin Zoo, entre los que se encontraban la reconocida Malala Fontán, aguardaban la salida con carteles en contra de los zoológicos. "Las almas repudian todo encierro", rezaba una de las banderas.

SALIDA DE MARA.mp4

Ese día, la cuarentena se rompió para Mara y también para los que lucharon por su libertad y deseaban vivir su liberación, despedirla con sus propias voces. Era un momento histórico decorado por barbijos, presencia policial y pocos vecinos que transitaban a solas, curiosos por lo que sucedía. "¿Qué les pasa que protestan, ahora?", se indignó un hombre que caminaba con aspecto de bohemia. "¿Ahora sale la elefanta? Entonces me quedo", terminó celebrando.

mara 11

Cerca de las 19.30, el subdirector del Ecoparque anunció la salida y pidió el máximo silencio posible. Fue entonces cuando el camión iluminó el portón de la avenida Sarmiento. Tres segundos después, Mara cruzaría las rejas. "Esperé 25 años este momento", decía una de las activistas mientras saludaba a los miembros del equipo de veterinarios y cuidadores que viajan detrás del camión para asistir a Mara en el viaje. Algunos de ellos, inclusos, desbordados de emoción, con lágrimas y risas.

mara 6.jpg
mara 7.jpg
mara 5.jpg

Conforme avanzaba el camión, al costado, los cuidadores caminaban acompañando a su querida elefanta. La siguieron varios pasos por la avenida y le regalaron sus últimas palabras para que los escuche y se vaya tranquila. "Chau gorda", repitieron varias veces. Después se abrazaron y lloraron. En ese momento, Mara cruzaba la avenida Libertador.

mara 10.jpeg

Temas