14 de mayo de 2020

Desde el Sindicato Argentino de Docentes Privados elevaron recomendaciones al ministerio de Educación para priorizar la salud de los trabajadores.

El Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) elaboró una serie de propuestas para organizar el trabajo docente en tiempos de pandemia y cuidar de manera integral la salud de los maestros. Según anunciaron, el gremio impulsará diversas recomendaciones ante los Ministerios de Educación nacional y provinciales para aprobarlos en los ámbitos paritarios.

SADOP propone establecer un horario a la jornada laboral, el cual no puede ser superior al que se tenía antes de la pandemia. “Trabajar desde casa no significa estar disponible las 24 horas. Hay que marcar las tareas respetando turnos, días y horarios”, sostuvo Jorge Kalinger, Secretario General del Sindicato.

El planteo del Sindicato es producto de los resultado de la encuesta “Contanos para cuidarte” que indicaron que "8 de cada 10 docentes sufren problemas de salud" por las clases virtuales en cuarentena.

Con el objetivo de organizar SADOP impulsa la creación de horarios fijos para las consultas interactivas, el contacto con los alumnos, madres/padres o directivos para ordenar la agenda laboral y personal de las y los trabajadores. De este modo, proponen explicitar que por fuera del rango horario establecido no se recibirán ni contestarán consultas.

A raíz del carácter invasivo de algunos medios de comunicación, la organización plantea dejar en claro qué vías de contacto se utilizarán y en qué horarios se contestará, pero siempre dentro de la jornada laboral.

Además, el sindicato impulsa la fomentación y acompañamiento de distintos espacios curriculares, sin distinción de divisiones o turnos, para producir de manera unificada y compartida distintos materiales para los diversos cursos.

Con respecto a los contenidos pedagógicos, solicitan redefinirlos según su prioridad. De esta manera, aseguran que los docentes podrán tener una agenda de trabajo proactiva.

En tanto, la normativa laboral vigente establece que el empleador debe proveer todos los elementos para desarrollar su actividad. Sin embargo, y en el actual contexto de excepcionalidad, los docentes ponen sus bienes materiales al servicio de la educación.

Por estos motivos, SADOP exige un pago de un plus compensatorio por los gastos de luz, datos móviles, teléfono e Internet que los trabajadores tienen al realizar sus jornadas laborales en sus casas.

Según el artículo 76 de la Ley del Contrato de Trabajo, el empleador debe facilitar los medios para que los docentes realicen sus labores, por eso el Sindicato impulsa la realización de un mapeo sobre qué materiales y servicios tecnológicos cuenta cada educador para enseñar de manera remota.

La organización también reclama que el empleador brinde la capacitación y formación en las TIC. Asimismo, los dueños de las instituciones deben establecer la figura de un facilitador digital para brindar ayuda y asistencia a las y los docentes que lo requieran.

Otras de las propuestas que plantea SADOP es el derecho a la desconexión digital para respetar el tiempo de descanso, la planificación de la jornada laboral y el cuidado de la salud de los docentes.

“El tiempo de descanso de las y los docentes debe ser respetado para proteger los derechos laborales y salud de cada educador del país. El estado de excepcionalidad no debe jamás vulnerar los derechos adquiridos”, detalló Kalinger.

Recomendaciones para trabajo docente desde la casa 12.05.20.pdf

Temas