-

-

Brasil: San Pablo sufre un récord de muertes por Covid-19

19 de mayo de 2020

El intendente de San Pablo, la ciudad más poblada de Brasil y Sudamérica, decretó un "feriadazo" para fortalecer la cuarentena voluntaria y detener el Covid-19.

El intendente de San Pablo, Bruno Covas, promulgó este martes una ley municipal para establecer un "feriadazo" en la ciudad más grande de Brasil y Sudamérica con el objetivo de contener y ralentizar la propagación del coronavirus Covid-19. En la misma jornada se registró un record de muertes provocadas por la pandemia en esa localidad.

Brasil acumuló 254.220 casos confirmados de Covid-19 hasta el lunes de esta semana, informaron desde el Ministerio de Salud, y en la escala global quedó justo debajo de Estados Unidos (1,5 millones) y Rusia (290.678) en cantidad de pacientes infectados.

La mayor cantidad de afectados se encuentra en la populosa San Pablo, centro industrial del país, que acumula 2.856 fallecimientos por Covid-19, y donde algunos de sus hospitales ya tienen al 100% la ocupación de sus unidades de terapia intensiva (UTI).

El estado homónimo, que le aporta un tercio del PBI a Brasil con 46 millones de habitantes, superó a China y México en cantidad de fallecidos después de que se registraron 324 muertes por Covid-19 en las últimas 24 horas. La cifra total es de 5.147 víctimas fatales entre los 65.995 casos acumulados.

Aún así las autoridades paulistas pudieron determinar que menos del 50% de la población cumple con el aislamiento social de manera estricta cuando los infectólogos establecieron que al menos el 70% debe acatar la medida para que sea efectiva.

Con estos números en mente fue que Covas promulgó una ley municipal para anticipar para este miércoles y jueves los feriados de Corpus Christi y del Día de la Conciencia Negra, que son el 11 de junio y el 20 de noviembre respectivamente.

El intendente actuó en línea con el gobernador paulista, Joao Doria, su aliado y colega del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), quien todavía se resiste a aplicar la medida de aislamiento obligatorio con circulación prohibida para contener la pandemia. En vez hay una norma optativa que muchos paulistas se niegan a acatar.

Sin embargo, Covas admitió hace algunos días que la ciudad está "cerca del colapso" por la pandemia y el gobernador Doria envió un proyecto de ley a la Asamblea Legislativa para mover al próximo lunes el feriado regional del 9 de Julio, dedicado a la llamada Revolución Contitucionalista de 1932.

Tanto Covas como Doria están enfrentados con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien se negó a suspender la actividad comercial de todo el país.

Temas