San Lorenzo recibió este jueves una dura sanción de la FIFA por una deuda en el pase del defensor Paulo Díaz, pero abrió dos caminos para revertirla: presentó una apelación ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) y retomó las negociaciones con Palestino de Chile, el club que inició la demanda por los pagos incumplidos.