-

-

-

Los trabajadores exceptuados deberán volver a empadronarse para poder circular

22 de mayo de 2020

En la actualidad a 8 millones de personas en todo el país con permisos para circular, de los cuales 4 millones se encuentran en el AMBA.

El ministro de Transporte, Mario Meoni, ratificó este viernes que los trabajadores exceptuados del aislamiento social obligatorio deberán volver a tramitar el permiso para circular y que con esta medida se procurará disminuir el movimiento de gente a lo estrictamente necesario.

"Va a a ser necesario el reempadronamiento de los trabajadores exceptuados", dijo Meoni en declaraciones televisivas y justificó esta decisión en la necesidad de lograr que "la gente solo salga cuando es necesario", al tiempo que cuestionó que “hay personas que no cumplen con la responsabilidad de quedarse en cuarentena".

El ministro destacó que actualmente hay ocho millones de permisos para circular en el país, de los cuales la mitad corresponden al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), por lo que “se está unificando el sistema de control".

No obstante, aclaró que todos los que cuentan con el permiso por ser trabajadores esenciales o empleados de comercios de cercanía serán nuevamente habilitados y en este sentido señaló que se "intensificarán los controles" en los accesos para disminuir la circulación entre la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, con lo que se busca “evitar que las personas transporten el virus de un distrito al otro".

Por otro lado, en declaraciones radiales, Meoni anticipó que en el nuevo certificado se va a poder “registrar un número de SUBE, con la cual se va a poder viajar automáticamente”, aunque aclaró que “aquel que por un caso de fuerza mayor deba viajar en el transporte público, lo va a poder hacer también”.

“Lo que no se puede hacer es bloquear todas las otras tarjetas SUBE e impedir de esa manera que cuando alguien tenga que ir a un hospital o a atender algún caso de fuerza mayor, no se pueda subir a un colectivo o un tren”, detalló.

El ministro sostuvo que “esto nos va a permitir también elaborar una estadística de cuántas personas no exceptuadas deben viajar en el transporte público y poder tomar medidas a futuro”.