-

-

Conmoción en Miami: una madre asesinó a su hijo con autismo

26 de mayo de 2020

El cuerpo de Alejandro Ripley, de 9 años, había aparecido flotando en un lago de Kendall. La mujer dijo que lo habían secuestrado.

El asesinato del nene con autismo cuyo cuerpo sin vida fue hallado flotando en un lago de Kendall, Miami, tuvo un giro inesperado: las autoridades locales confirmaron que su propia madre, una mujer llamada Patricia Ripley de 45 años, fingió el secuestro de su hijo Alejandro Ripley de 9 años, y lo ahogó.

En un principio, Patricia había declarado Alejandro había sido secuestrado por un hombre vestido de negro, con el rostro cubierto, que se le veían unas trenzas, que se había acercado y le había exigido drogas. Ante la negativa, había tomado al nene de la parte trasera del auto y se lo había llevado.

Unas horas más tarde una testigo informó a la policía de Miami sobre la presencia de un cadáver flotando en una laguna en un campo de golf, a unos siete kilómetros del lugar donde Patricia había denunciado el supuesto secuestro.

Los investigadores hallaron contradicciones en las declaraciones de Patricia y encontraron videos de las cámaras de seguridad de la zona donde mostraban a la mujer intentando ahogar a su hijo dos veces en lugares cercanos donde fue encontrado el cuerpo sin vida.

“Desafortunadamente lo llevó al segundo canal y no había nadie ahí. Lo intentó una vez y la gente lo rescató. Estaba vivo. Pudo haber seguido vivo. Ella tenía la intención, según los hechos del caso, de matarlo”, dijo la fiscal del estado para Miami-Dade, Katherine Fernández Rundle en una entrevista con The Associated Press.

Temas