-

-

Incidentes en Londres entre la policía y grupos de ultraderecha contrarios al "Black Lives Matter"

13 de junio de 2020

Los activistas protestaron contra las marchas antirracistas. Al menos quince personas resultaron heridas, entre manifestantes y policías. Hay cinco detenidos.

Cientos de activistas de extrema derecha se manifestaron este sábado en Londres y forcejearon con la policía en la plaza del Parlamento para denunciar las recientes marchas antirracistas originadas por el crimen del afroamericano George Floyd en Estados Unidos.

Seguidores británicos del movimiento estadounidense Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan) suspendieron una manifestación para repudiar el asesinato de George Floyd prevista para hoy también en la plaza del Parlamento a fin de evitar choques con los activistas de ultraderecha.

Pese a restricciones impuestas, varios grupos de extrema derecha y barrabravas de distintos clubes de fútbol se congregaron en la plaza en horas de la mañana. Algunos arrojaron botellas y latas de cerveza a la policía mientras cantaban "Inglaterra, Inglaterra" y entonaban el himno nacional, informó BBC.

https://twitter.com/SadiqKhan/status/1271795840185708544

Los activistas dijeron que su intención era proteger monumentos históricos que fueron vandalizados en los últimos días durante manifestaciones por la muerte de Floyd y contra el racismo policial en el Reino Unido.

Muchos de los ultraderechistas se congregaron en torno a la estatua del ex primer ministro Winston Churchill y el Cenotafio en honor a los caídos en las dos guerras mundiales del siglo pasado. Ambos monumentos habían sido cubiertos con lonas para evitar que fueran atacados.

https://twitter.com/pritipatel/status/1271772632355143687

Estoy podrido con la forma en que las autoridades han permitido dos fines de semana seguidos de vandalismo contra nuestros monumentos nacionales", dijo Paul Golding, líder del grupo de extrema derecha Britain First, a la agencia de noticias privada británica Press Association.

En el Reino Unido, las marchas han desatado un debate sobre el legado el imperio británico y su rol en el tráfico de esclavos. La estatua del comerciante de esclavos Edward Colston fue derribada de su pedestal en Bristol el domingo pasado y arrojada al río Avon.

En Londres, también el fin de semana pasado, un manifestante pintó la estatua de Churchill con las palabras "fue un racista".

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo ayer que aunque Churchill "a veces expresó opiniones que fueron y son inaceptables para nosotros ahora", también fue un héroe. "No podemos ahora tratar de editar o censurar nuestro pasado", agregó.

Temas