-

-

-

-

Pymes reclaman a bancos créditos a tasa negativa para poder pagar el aguinaldo

18 de junio de 2020

La Cgera destacó el acompañamiento del Estado y reclamó al sector financiero que "también colabore". Desde el Gobierno ya adelantaron que no habrá asistencia para el pago de aguinaldos.

La Confederación General Empresaria de la República Argentina (Cgera), que reúne a unas 90 cámaras y federaciones de pequeñas y medianas empresas industriales, reclamó que el sector bancario otorgue préstamos a tasas negativas, con el objetivo de afrontar el pago del medio aguinaldo para trabajadores pymes.

“El Estado nos ha acompañado durante el proceso de la cuarentena y seguramente nos ayudará con el ATP de junio, pero sería bueno que el sector financiero, ausente en estos tiempos, también colabore”, señaló el presidente de la Cgera, Marcelo Fernández, en un comunicado.

En este sentido, recordó que “el 70% de las empresas ingresó al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) para poder pagar los salarios de los meses anteriores”.

De acuerdo con un relevamiento de la Cgera, estos mismos sectores productivos "seguirían necesitando asistencia para afrontar el pago del aguinaldo”.

“Todos los sectores que quedaron inactivos por el aislamiento tendrán problemas para abonar el medio aguinaldo, y por este motivo cada sector productivo negocia con sindicatos pagar el aguinaldo en cuotas, en caso que no se pueda contar con la asistencia del Estado ni de los bancos”, concluyó.

Ayer tras la reunión del gabinete económico en el que comenzó a definirse cómo será el ATP 3, el gobierno de Alberto Fernández adelantó que no asistirá a las empresas para el pago del medio aguinaldo y anticipó algunas de las modificaciones que tendrá el programa ATP en junio.

En junio la asistencia del Estado a las empresas ya no será generalizada y se guiará por dos criterios rectores: la ubicación geográfica de la empresa solicitante (18 provincias ya se encuentran en etapas avanzadas de la cuarentena y cada vez más ramas productivas pudieron regresar a la actividad) y si la empresa pertenece o no a un sector considerado crítico (la hotelería, el turismo, salones de fiesta por ejemplo lo son sin importar si se encuentran en una zona geográfica donde la cuarentena se flexibilizó).

Asimismo se pondrá límites al acceso al ATP a las empresas de más de 800 trabajadores y se irá reduciendo progresivamente el porcentaje que el Estado pagará a los trabajadores del sector privado en concepto de salario complementario en aquellas zonas en las que la actividad económica está volviendo a sus cauces habituales.

Temas