-

-

-

Fallo de un camarista porteño abre la puerta para apartar al juez Villena de la causa por espionaje ilegal

Por: Vanesa Petrillo
24 de junio de 2020

El magistrado fue recusado por tres ex agentes de la AFI que alegaron supuesta falta de imparcialidad.

Un fallo de un camarista porteño abrió este miércoles las puertas a la posibilidad de apartar al juez de Lomas de Zamora Federico Villena de la causa por espionaje ilegal realizado por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), ex SIDE, durante el gobierno de Mauricio Macri. Villena pretendía llevar a Lomas de Zamora y anexar a la causa de espionaje ilegal, el expediente por el atentado a un ex funcionario del ministerio de Defensa. Sin embargo el camarista Mariano Llorens resolvió este miércoles que dicha causa debe seguir tramitándose en los tribunales de Comodoro PY.

Villena pretendía anexar la causa por intimidaciones y el intento de atentado al ex funcionario del ministerio de Defensa José Luis Vila.

En tanto, el futuro de Villena al mando del caso de espionaje ilegal también se definirá en La Plata, ya que el magistrado fue recusado por tres ex agentes de la AFI que alegaron supuesta falta de imparcialidad. Los pedidos de apartamiento deberán ser resueltos por el camarista de La Plata Roberto Lemos Arias.

A todo este entramado judicial se suma la existencia de otra investigación que avanza en Lomas de Zamora y que está en manos del juez Juan Pablo Auge por el espionaje al Instituto Patria. Hay quienes especulan con la posibilidad de que en ese juzgado también puede llegar a investigarse todas las maniobras de espionaje.

Por lo pronto, el camarista Llorens revocó la resolución del juez Sebastián Ramos que había decidido remitir la investigación del atentado a Vila al juez Villena porque en su causa de espionaje, un narco apodado “Verdura” declaró que a instancias de un ex agente de la AFI, haber participado de ese episodio.

El camarista Llorens adhirió al dictamen del fiscal José Luis Agüero Iturbe que se opuso a que la investigación por el explosivo en la casa de Vila pasase del fuero de la Capital Federal al de Lomas de Zamora donde se investigan las maniobras de espionaje.

El objeto del caso que tramita en la Capital está ceñido a los diferentes actos intimidatorios dirigidos contra José Luis Vila mientras era Subsecretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Defensa.

La causa Vila se inició el 7 de julio de 2018 luego de que se hallara un artefacto explosivo en la puerta de acceso al edificio de Callao al 1219 de la Ciudad de Buenos Aires, junto con una nota que decía “José Luis Vila Ladrón”.

A este legajo se le acumuló otra causa en la que el denunciante Vila expuso otros actos intimidatorios y/o amenazantes mientras detentó el cargo en el Ministerio de Defensa de la Nación.

Así, Vila manifestó haber sufrido un escrache en su anterior domicilio –el de calle Callao- donde fueron entregados sobres a los residentes del edificio con una nota injuriante. Similar escrache ocurrió en el edificio del Ejército Argentino, lugar donde desempeñaba sus actividades. También denunció haber recibido una llamada a su celular en la que lo amenazaron: “Si querés a tu familia, andate ya”, le dijeron.

El 29 de mayo pasado, el juez Villena, interpuso un pedido de inhibitoria con el propósito de que la denominada causa Vila pasase a formar parte del sumario que lleva por maniobras de espionaje ilegal. El fiscal ante la Cámara Agüero Iturbe remarcó que “a simple vista” surge que la causa de Villena que motiva la petición es de fecha posterior a la que llevaba el juez Ramos en Comodoro Py.

Villena sostuvo que en una causa inicialmente instruida en su jurisdicción por narcotráfico, uno de los imputados, Sergio Cristian Rodríguez, conocido como “Verdura”, luego de ser procesado por una causa de drogas, solicitó ampliar su declaración. En ese contexto, Verdura admitió haber participado a instancia de un letrado llamado Facundo Melo –siendo este agente a la AFI- del amedrentamiento de un agente de inteligencia –José Luis Vila-, con la colocación de un explosivo en su vivienda y de allí su vinculación con la causa de Ramos.

Para el fiscal de Cámara, Villena tendría que haber remitido lo relacionado con Vila al juzgado federal a cargo de Ramos donde se encontraba en curso la investigación precisamente de ese hecho criminal. “No obstante prosiguió en su faena procesal”, sostuvo el fiscal.

En su momento el juez Ramos sostuvo que el objeto procesal en la causa Vila era el acto intimidatorio al ex funcionario, y que en cambio, en el Juzgado Federal de Lomas de Zamora el fin investigado “es más amplio y complejo con calificaciones legales más graves ya que se habla de una organización que tenía como finalidad realizar maniobras concretas de espionaje interno en clara contraposición a la Ley 25.520”. Esa postura no fue compartida por su superior, el camarista Llorens.

Temas