04 de julio de 2020

Los miles de muertos por coronavirus y las protestas raciales dan lugar a un 4 de julio muy distinto en Estados Unidos.

Si hay una fecha especial para todo ciudadano estadounidense es precisamente el 4 de julio, ocasión en la cual se conmemora el Día de la Independencia de Estados Unidos. Hay mucha historia detrás de esto, pero puntualmente el origen se dio el 4 de julio de 1776, cuando los representantes de las 13 colonias británicas que radicaban en EE.UU. decidieron reconocer a este sitio como una nación independiente.

El acuerdo se dio después que los representantes firmaran una Declaración de Independencia y es por ello que el 4 de julio es un día memorable en la historia de Estados Unidos. Unos años después de esto, concretamente el 28 de junio de 1870 las autoridades proclamaron el 4 de julio como un día feriado federal.

Consecuentemente, si el 4 de julio se presenta en día sábado, el día feriado en las labores pasa a ser efectivo al viernes; por el contrario, si esta emblemática fecha cae en domingo, el día feriado se hará válido el lunes próximo. Cabe resaltar que en esos días no abren los bancos ni las oficinas de gobierno.

Un “Día de la Independencia” distinto

Estados Unidos vive momentos de crisis debido a dos cuestiones. La primera por la pandemia de coronavirus que azota esta nación desde hace meses, colocándose como la más afectada a nivel mundial tomando en cuenta el número de contagios y fallecimientos. Por otro lado, las protestas contra el racismo también han llegado a paralizar al país.

En cuanto a lo segundo, este sábado el presidente Donald Trump realizó un discurso pirotécnico para sentar posición al respecto. "Nuestra nación está siendo testigo de una campaña despiadada para borrar nuestra historia, difamar a nuestros héroes, borrar nuestros valores y adoctrinar a nuestros hijos", alertó.

El presidente estadounidense denunció que las protestas por la muerte de George Floyd son una "revolución cultural de izquierda diseñada para derrocar a la revolución estadounidense".

En cuanto al Covid-19, Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia en números totales: al momento de cierre de esta nota, registraba más de 132 mil muertes y 2,9 millones de contagios. Más allá de estos espeluznantes números y las medidas restrictivas que imponen los gobernadores en ciertos estados por el coronavirus, la estrategia de la Casa Blanca para conseguir una reelección en noviembre pasa por la recuperación de la economía. En este sentido, en junio se recuperaron 4,8 millones de puestos de trabajo, después del tremendo aumento de desempleo que generó la pandemia allí, y Trump deja en claro en sus redes sociales que es su caballito de batalla para noviembre.

JOBS, JOBS, JOBS! #MAGA
View this post on Instagram

JOBS, JOBS, JOBS! #MAGA

A post shared by President Donald J. Trump (@realdonaldtrump) on

Temas