-

-

Coronavirus en el AMBA: las próximas 72 horas son claves para definir cómo sigue la cuarentena

12 de julio de 2020

Tras la cuarentena estricta se espera una baja de casos de coronavirus en el AMBA. Los próximos reportes son claves para la próxima fase tras del 17 de julio.

En la última semana aumentaron un 22%, más de 3.000 casos en 24 hs, el promedio diario de personas contagiadas de Covid-19 y un 33% la cantidad de víctimas fatales, que representa hasta 48 muertes por día. Del total de Argentina 9 de cada 10 contagios son de coronavirus en el AMBA. Especialistas prevén una mejoría a partir de esta semana. Los reportes de las próximas 72 horas son claves para la continuidad del aislamiento después del 17 de julio cuando termne la cuarentena estricta.

“Toda medida que tomes hoy para bajar la incidencia de coronavirus va a repercutir en 14 días en la cantidad de casos diagnosticados, en siete días más en la cantidad de internados en terapia intensiva y en 9 días más en la cantidad de fallecidos, porque esa es la estadía media en terapia que registramos de los casos fallecidos”, explica Alejandro Costa, subsecretario de Estrategias Sanitarias del Ministerio de Salud de la Nación a Tiempo Argentino.

Coronavirus en el AMBA
Los paseos recreativos seguirán en la próxima fase tras la cuarentena estricta para frenar los casos de coronavirus en el AMBA

Los paseos recreativos seguirán en la próxima fase tras la cuarentena estricta para frenar los casos de coronavirus en el AMBA

Teniendo en cuenta esta premisa que manejan en los tres gobiernos, ayudará a determinar cómo continuará el aislamiento después del 17 de julio con el fin de la cuarentena estricta, esperando que los efectos se reflejen en lás estadísticas. El foco de atención se concentrará en el Gran Buenos Aires, por todo lo que representa en en términos de población, densidad, volumen de circulación y niveles de actividad productiva y comercial.

La estadística que refleja con más claridad la situación es la tasa de duplicación. El último viernes, el cálculo mostraba que la Ciudad de Buenos Aires tardaría 26,46 días en duplicar sus casos positivos, mientras que en el Gran Buenos Aires sucedería en 17,76 días.

Los titulares del Ejecutivo de ambas jurisdicciones aceptaron considerar al AMBA como una sola región, ya que según los últimos sondeos realizados por la Dirección General de Estadísticas y Censos porteña indicaba que el 48,5% de los puestos de trabajo de la Ciudad estaban ocupados por residentes en el Gran Buenos Aires. Eso equivale a 1,3 millones de personas que a CABA todos los días en transporte público.

Por su parte, las autoridades de la Ciudad esperan bajar el pico tras la cuarentena estricta: “la circulación en la Ciudad bajó entre un 25 y 30% respecto de antes del 1 de julio”, aseguró Daniel Ferrante, viceministro de Salud y subsecretario de Planificación Sanitaria.

“Progresivamente iremos viendo los efectos, pero hay que entender que estamos tratando de modelizar una enfermedad muy compleja”, agregó en diálogo con el matutino.

Ferrante sostiene que los altos números que se registran por estos días se deben a dos factores simultáneos que son la demora de la enfermedad en manifestarse y la ampliación de la búsqueda activa de casos a través del operativo Detectar, que eleva el número de diagnóstico pero permite cortar la transmisión.

“Tenemos la expectativa de que a partir de la semana que viene haya una reducción paulatina del número absoluto de casos”, insistió Ferrante.

Con respecto a la situación en el Gran Buenos Aires sostienen que: “Según nuestros informes, la movilidad bajó entre un 6 y un 8% en relación a la semana anterior. No volvimos a Fase 1 y era imposible que así fuera”, reconoce Enio García, jefe de asesores del Ministerio de Salud de la Provincia.

“Pero la circulación bajó y la velocidad de los contagios, mirando la tendencia, también. Es un buen indicador, pero no suficiente”, manifestó el asesor.

García explica que: “en algunos municipios es difícil bajar la circulación y quizás sea necesario tomar medidas diferenciales. No son cartas fuera de la baraja porque la situación no es igual en todos lados”.

Esa heterogeneidad se refleja en las camas de terapia, ya que si bien el AMBA el día sábado había una ocupación del 58,3%, “hay municipios con el 100% de las camas ocupadas”.

“La transmisión se corta identificando los casos y aislándolos. Venimos testeando a 4600 personas por día, estamos con un plan de llegar a 8000 la semana que viene y como mucho podremos subir hasta 10 mil, por disponibilidad de bioquímicos y laboratorios. O sea que por ese lado también se colapsa el sistema. Por eso tenemos que pensar nuevas estrategias. Por ejemplo, tenemos zonas de Lanus o La Matanza donde el 70% de los tests nos dan positivos. Ahí, ante síntomas compatibles con Covid hay que aislarlos. Así cortás la cadena de transmisión”, contó García.

Sobre la etapa del aislamiento que vendrá luego del 17 de julio, Alejandro Costa expresa: “Estamos viendo una reducción en el porcentaje de pacientes que evolucionan hacia cuidados críticos que está debajo del 3%. La letalidad (del virus) en la Argentina es del 1,9% de los casos. Si observás el resto de América, están en 4,4%, y en el mundo, 4,6%”, lo que permitió que la Argentina con las políticas de prevención que se tomaron, más el diagnóstico de casos y estrategias terapéuticas, logró tener una menor cantidad de casos y que el sistema de salud no colapse.

Temas