-

-

-

-

Mientras "sufre" el aislamiento al que debió someterse, a Bolsonaro lo mordió un emú

14 de julio de 2020

El mandatario brasileño, acérrimo detractor de las cuarentenas, dio positivo de coronavirus Covid-19 y dice no soportar el encierro. Ya son más de 73 mil los muertos y 1,88 millones los infectados por la enfermedad en ese país.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se encuentra aislado desde hace ya una semana en la residencia oficial de Alvorada, luego de que se confirmara que pasó a engrosar la extensa lista de contagiados de coronavirus Covid-19 en ese país que ya orilla las dos millones de personas.

En una entrevista que brindó a CNN Brasil, el mandatario adelantó que este martes se someterá a un nuevo hisopado y aseguró que espera ansioso los resultados porque no soporta el encierro.

El resultado del examen “debería salir en pocas horas y esperaré con bastante ansiedad porque no aguanto esta rutina de quedarme en casa, es horrible”, dijo Bolsonaro.

El Presidente del gigante latinoamericano, donde la enfermedad ya se cobró más de 73 mil vidas, insiste en minimizar la pandemia y rechaza la adopción de medidas drásticas para bajar el nivel de contagios. Bolsonaro no presento síntoma alguno, no tiene fiebre ni problemas para respirar y tampoco perdió el sentido del gusto, uno de los síntomas más comunes del coronavirus.

Jair Bolsonaro
Demandarán a Bolsonaro por poner en riesgo a los periodistas al anunciar su positivo por coronavirus

Demandarán a Bolsonaro por poner en riesgo a los periodistas al anunciar su positivo por coronavirus

Bolsonaro, que trabaja de manera remota desde la residencia presidencial, protagonizó además una escena fuera de lo común que se viralizó rápidamente en redes. Mientras daba un paseo por los jardines de la residencia, Bolsonaro intentó alimentar a un grupo de emus que pasaba por allí. Sin embargo, el resultado no fue el esperado: uno de ellos mordió su mano.

La secuencia, captada en una sucesión de fotos, muestra como el mandatario saca rápidamente su mano del alcance del animal, y luego la agita mientras su cara transmite un gesto de dolor y enojo.

Temas