-

-

Un argentino varado en Chile murió esperando que reabran la frontera

16 de julio de 2020

Tenía 63 años y llevaba casi cuatro meses esperando poder volver al país. Murió por un pico de presión que derivó en un infarto.

El Paso Fronterizo Internacional Cardenal Antonio Samoré abrió para que pasen los chilenos pero no los argentinos, el 26 de mayo fue el último viaje de repatriación y más de 300 personas se encuentran varadas. Esa situación afectó la salud de uno de los argentinos que esperaba la reapertura de la frontera y murió en las últimas horas.

Se trata de Luis Pérez Ramírez, de 63 años, quien hace casi cuatro meses fue a visitar a su hermana a Villa Rita, un pueblo pequeño en el sur de Chile. Pero las fronteras se cerraron por la pandemia de coronavirus y no pudo volver al país.

Según su hermana, el hecho de no poder regresar a la Argentina empezó a afectar a Luis, y ayer a las 19.30 murió por un pico de presión que derivó en un infarto. Este sería el primer caso de un residente argentino varado por la pandemia que falleció en el exterior mientras esperaba su regreso a casa.

"Éramos muy unidos, sobre todo porque él había enviudado hace poco. Vivíamos cerca, los dos en Ituzaingó, en Buenos Aires. No puedo creer que haya muerto acá por hacerse mala sangre durante meses", dijo Inés, la hermana de Luis, al diario La Nación.

Embed

Al llegar a Chile se quedaron en la casa de una sobrina con la idea de pasar una estancia breve. En los meses que pasaron en Villa Rita, según Inés, hubo vuelos de repatriación para los cuales no fueron llamados, aún cuando dijo que estaban dispuestos a pagar el pasaje aéreo. También en un momento existió la posibilidad de abrir el paso fronterizo de Pino Hachado, pero las condiciones climáticas lo impidieron.

El cuerpo de Luis está en una capilla y su hermana deberá encargarse de los trámites para repatriar el cuerpo hacia su ciudad natal, que no será fácil por las medidas sanitarias restrictivas.

Tras enterarse de la muerte de Ramírez en Chile, la gobernadora de Río Negro Arabela Carreras delegó responsabilidades en el Gobierno nacional y en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

"Cuando se trata del regreso desde otro país, eso depende de Cancillería, excede nuestras posibilidades provincial y municipal, aunque pudimos ayudar a 200 personas a volver a casa", aseguró.

"El regreso de los varados significa un fuerte gasto para el Estado porque deben estar aislados en hoteles con las cuatro comidas", recordó Carreras en una conferencia tras la muerte de Ramírez.

Temas