-

-

-

Sólo una de cada de 10 mujeres en edad de jubilarse podrá hacerlo a los 60 años

21 de julio de 2020

Hoy el 85% de las mujeres que se jubilan pueden hacerlo a través de una moratoria. Sin embargo cada vez es menor la cantidad de años que pueden incluir en ella.

Un informe de la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía advierte que apenas "el 11,2% de las mujeres en edad de jubilarse -entre 55 y 59 años- cuentan con más de 20 años de aportes". Esto significa que al cumplir los 60 años, y si reúnen los 30 años de aportes, solo una de cada 10 mujeres podrá jubilarse.

El mismo documento indica que “en la actualidad, el 85% de las trabajadoras que se jubilan lo hace a través de una moratoria. De este modo, las moratorias previsionales son la principal vía de acceso de las mujeres a la jubilación”. Y señala que “cuando se observa el conjunto de las personas que accede a una jubilación con moratoria, el 87,2% se corresponde con los haberes mínimos y el 67,3% de quienes perciben las jubilaciones mínimas son mujeres. Esto genera una brecha de ingresos jubilatorios entre varones y mujeres que alcanza el 34%”.

Sin embargo, tal como consignó Clarín este martes, la moratoria vigente –ley 26.970- para las mujeres es limitada. Permite acogerse a la moratoria hasta julio de 2022 pero por los aportes no ingresados anteriores a diciembre de 2003, denominada “fecha de corte”. Esto significa que a medida que transcurren los años, las mujeres pueden regularizar por moratoria menos años faltantes y necesitan contar con más años de aportes realizados a partir de 2004.

Por ejemplo, una mujer de 60 años, que nació en 1960, tuvo 18 años en 1978, cuando pudo empezar a tener aportes previsionales. Así hasta diciembre de 2003 podría completar por moratoria 25 o 26 años de aportes, y necesitaría 4 o 5 años de aportes posteriores a 2003 para alcanzar los 30 años requeridos. Y aunque ahora comience a aportar como monotributista no llegará antes de 2022 a reunir los 30 años de aportes.

Por los altos niveles de desempleo y la alta informalidad entre las mujeres, son mayoría las que pueden tener aportes hechos hasta 2003, pero no después de esa fecha. En consecuencia, no pueden jubilarse recurriendo a la moratoria, aunque cuenten con 15 o 20 años de aportes anteriores a diciembre de 2003.

Según el INDEC, las mujeres entre 55 y 59 años son 1.095.777. De ese total, de acuerdo a los registros de la Seguridad Social nacional, 122.846 cuentan con más de 20 años de aportes y si continúan aportando en los próximos años podrían reunir los requisitos de edad (60 años) y años de aportes (30 años).

El resto, aunque tienen aportes, están lejos de reunir en los próximos años los 30 años requeridos. Por ejemplo, otras 147.738 mujeres reúnen entre 10 y 20 años de aportes. También hay 348.954 con menos de 10 años de contribuciones. Y se completa esta franja de mujeres con aportes en regímenes provinciales o que carecen de aportes.

De aquí se desprende que, aunque más de 950.000 mujeres de entre 55 y 59 años empiecen o sigan aportando, no alcanzarán a reunir los requisitos jubilatorios, salvo si justifican los años faltantes a través de una moratoria.

Temas