-

-

Solidaridad en plena pandemia: es nadador hipoacúsico y le donaron una pileta para que pueda entrenar

22 de julio de 2020

Los padres de Sebastián le habían construido una piscina casera en el patio de su casa. La historia se volvió viral y le donaron una pileta de 12 metros.

Sebastián Galleguillo es nadador hipoacúsico y, como todos los deportistas, se vio obligado a frenar sus prácticas con motivo de la pandemia de coronavirus. Ante la desesperación por el paso del tiempo, los padres del joven de 18 años le construyeron una pileta casera en el patio de su casa para que pueda continuar con los entrenamientos de cara a las Sordolimpiadas de Brasil 2021.

La historia se volvió viral y conmovió a todos al punto que una familia decidió donarles una pileta de plástico de 12 metros para que siga entrenando en su casa de Florencio Varela.

Es hipoacúsico y le donaron una nueva paraque pudiera entrenar

Los compañeros del Polideportivo de natación convencional y adaptada también la estuvieron pasando mal. Yo entré a la pileta al día 80 (de cuarentena), pero hay mucha gente que todavía no volvió a nadar. A veces entreno y pienso en mis compañeros, en cómo deben estar”, relató Sebastián a C5N.

A su lado se encontraban Eduardo y Marta, sus padres, quienes con mucho esfuerzo habían levantado una pileta con chapas, madera, troncos y hasta una caldera a leña para calentar el agua.

Pileta

“Estamos sacando tierra con carretilla para colocarla. El municipio nos mandó trabajadores y una máquina para poder seguir sacando tierra. Es el trabajo más lindo del mundo. Con esta alegría no hay dolor”, expresó Eduardo, muy conmovido por el gesto solidario de la donación.

Marta, la madre de Sebastián, expresó que “es muy importante la rehabilitación para un chico con discapacidad. Sebastián tiene compañeros con problemas motrices o de vista, y eso es fuerte. Los padres nos desesperamos porque ves que tu hijo se empieza a parar y no sabés que hacer”.

Temas