-

-

El delincuente que murió en Flores sufrió un infarto masivo

24 de julio de 2020

Un ladrón que entró a robar a una zapatería de Flores falleció por un ataque al corazón cuando forcejeaba con el propietario del negocio, que resultó herido.

A través de una autopsia se pudo determinar que el hombre de unos 65 años que entró armado a una zapatería en Membrillar y Rivadavia, pleno Flores, murió como consecuencia de una "congestión y edema pulmonar y cardiopatía hipertrófica dilatada".

El episodio ocurrió alrededor de las 11.50 del jueves en la zapatería Muglia, ubicada en la calle Membrillar 25, donde su propietario, Juan Muglia, fue acorralado por un delincuente que estaba armado y le exigió la recaudación del local.

Muglia aprovechó un descuido del ladrón para resisitirse y en medio del forcejeo ambos terminaron contra la vidriera del local, tras lo cual el delincuente quedó inconsciente.

Personal del SAME atendió al ladrón y al comerciante, que había recibido un balazo en la mano, y se constató que el delincuente había muerto.

Efectivos de la Comisaría Vecinal 7C intervinieron en el caso alertados por los vecinos, que notaron la escena en la zapatería que había vuelto a abrir el miércoles por disposición del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tras cuatro meses de aislamiento social por el coronavirus.

El zapatero quedó con una "herida de arma de fuego en mano izquierda con orificio de entrada y salida, y lesiones múltiples en el rostro" pero fuera de peligro.

Temas