-

Conmoción en Arrecifes por un nuevo brote de coronavirus que empezó con un tarotista

24 de julio de 2020

La mujer se contagió tras compartir un remis y siguió haciendo consultas sobre el tarot en su casa. Hay ocho contagiados y 200 personas aisladas. El intendente suspendió las reuniones.

La ciudad de Arrecifes, en el norte de la provincia de Buenos Aires, se encuentra conmocionada por un brote de casos de coronavirus que se inició luego de que una tarotista de la localidad se contagiara en un viaje en remis. La localidad pasó de la fase 5 al alerta sanitario.

Todo comenzó el 16 de julio cuando un hombre que trabaja en una granja de pollos de Tres Arroyos dio positivo de coronavirus y cuando a Arrecife contagió a dos de sus familiares y una de ellas compartió remis hacia la localidad de Pergamino con Anita, una reconocida tarotista de la localidad, quien sin saber que se había contagiado en ese viaje, hacía lecturas de las cartas y muchas veces sin usar barbijo.

Embed

"Siempre viajo sola. Hace 10 meses que viajo sola con mi hijo. La casualidad hizo que nos pusieran juntos en el mismo remis. Eso fue el 9 de julio, el 17 de julio le hicieron el hisopado a porque su hermano había dado positivo de coronavirus. A partir de ahí yo llamé a la municipalidad que yo había viajado con ella e inmediatamente me llamaron para hacerme una serie de preguntas con las que yo había estado", dijo Anita en diálogo con C5N.

La tarotista manifestó que después de que se enteró de que había estado en contacto estrecho con una persona infectada, pasaron 11 días y ella había seguido atendiendo personas en su casa. "Yo mencioné a 20 personas. Después un par más se presentaron voluntariamente a hisparse, diciendo que habían estado conmigo, pero que yo no las recordaba en ese momento", aseguró la mujer.

A raíz de las lecturas de las cartas que hizo Anita, hoy la ciudad contabiliza 10 casos de coronavirus y unas 200 personas fueron aislados, todas de contactos estrechos.

Embed

“Está demostrado que la falta de responsabilidad social es el principal factor de contagio. Apelando a estas responsabilidades de cada uno, los Gobiernos nacional y provincial permiten a los municipios en Fase 5 las reuniones sociales hasta 10 personas”, manifestó en una conferencia de prensa este viernes el intendente Javier Oleta.

Oleta recalcó que “a partir de esta situación que tenemos en Arrecifes, que no es para generar alarma pero sí para ocuparse, es que hemos decidido suspender por 15 días las reuniones sociales y extrafamiliares”, y dijo que la ciudad seguirá transitando la Fase 5, pero “con el semáforo en amarillo”.

Antes de terminar, reiteró su pedido: “Obviamente seguimos apelando al mayor esfuerzo por parte de los vecinos”.

Temas