-

-

-

-

Cerró "La Rambla" un emblemático restaurante de Recoleta

28 de julio de 2020

La crisis económica que profundizó la pandemia de coronavirus ya provocó el cierre de 1.200 restaurantes, confiterías y bares.

"La Rambla", el emblemático restaurante ubicado en la esquina de Posadas y Ayacucho en el barrio porteño de Recoleta pasó a engrosar las filas de los comercios que no pudieron soportar el parate que impuso la pandemia de coronavirus Covid-19. Después de 57 años su dueño, Pablo Suárez, anunció el cierre definitivo del restaurante y con él la pérdida de otros 14 puestos de trabajo.

"A mediados de junio vimos que ya no podíamos más, seguimos hasta donde pudimos, pero esta situación nos superó y dije basta" contó Suárez a La Nación. Silvina Ocampo, Adolfo Bioy Casares, Graciela Alfano, Jorge Asís, Robert Duvall y Ricardo Darín se cuentan entre los clientes famosos que pasaron por su salón.

"El delivery o take away es para otra clase de comercios, acá la gente venía a comer el clásico lomito, y no podes trasladar eso en una bandeja de plástico", afirmó Suárez y aunque lo hicieron durante algunos días "jamás funcionó" para ellos realmente.

Sin poder generar ingresos, los empleados de La Rambla aceptaron el pago del 75% de los salarios, acordado con el gremio gastronómico. El programa ATP del Estado cubría el 50%, pero la acumulación de deuda impidió a Suárez hacerse cargo del 25% restante de cada salario. Los empleados, de esta manera terminaron cobrando la mitad de sus haberes, con el agravante de no poder percibir propinas. "Fue imposible de sostener", sentenció Suárez.

"Tampoco sería conveniente para nosotros abrir con distanciamiento social", sostuvo. A pesar de que aún no se conocen los protocolos para la reapertura de restaurantes, se adelantó que se debería respetar una distancia mínima de dos metros entre mesas. La Rambla es un comercio chico, antes de la pandemia trabajaba con 35 mesas. "Deberíamos abrir con cinco mesas: sería impracticable", explicó.

La Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés representa a más de 8 mil pymes que dan trabajo directo a 60 mil personas con familias hoteleras y gastronómicas. Desde que comenzó la cuarentena cerraron 1.200 establecimientos"que no volverán a abrir", aseguran desde la entidad.

Temas