-

-

-

Efecto cuarentena: las ventas de productos de cocina aumentaron 158% y los precios se dispararon

Por: Rosalía Costantino
11 de agosto de 2020

El aislamiento provocó que la gente se dedique a cocinar más de lo frecuente y, como consecuencia, los que tenían algún resto de ingresos lo volcaron a comprar artículos de bazar o electrodomésticos.

"Las cosas de bazar vuelan. Nosotros decimos no hay plata, pero es increíble lo que se están vendiendo las ollas", me comentó al pasar una vendedora de una reconocida marca de artículos de cocina y fue el disparador de esta nota. ¿Realmente se está vendiendo tanto? Y la respuesta es . minutouno.com consultó con empresas que comercializan estos productos, chicas y grandes, y todas destacaron el importante crecimiento de la demanda durante la cuarentena.

Las ventas minoristas se desplomaron en general, pero el rubro de los artículos de cocina y bazar parece no haberse visto tan afectado. Y es que la mayoría de las personas se dedicó a preparar las comidas en sus casas, obligadas por el aislamiento. Esta situación despertó el afán de muchos por la gastronomía, incluso de aquellos que no pensaban que alguna vez serían adeptos a las preparaciones culinarias, pero el confinamiento lo logró.

El resultado fue simple: los especialistas sostienen que los argentinos aumentaron al menos 5 kilos por el encierro. Y como coletazo, las compras de productos de bazar y de cocina se dispararon. Lo negativo es que una vez más, ante el aumento de la demanda suben los precios. En momentos donde todo está congelado y la enorme mayoría de la población no tiene ingresos, los productos más solicitados sufren enormes retoques de precios que van del 20% al 33% en 4 meses, según pudo constatar este portal.

cocina

De acuerdo a los registros de MercadoLibre, durante el período comprendido entre el 20 de marzo y fines de julio, las compras de la categoría "Cocina y Bazar" registraron un aumento del 158% en unidades vendidas en comparación con los meses previos al confinamiento (noviembre 2019 a marzo 2020).

De igual forma se expresó Romina, fundadora del sitio de bazar Roma Home Deco. "Entre abril y mayo se triplicaron y hasta cuadriplicaron las ventas. Fue terrible, no dábamos a vasto. Luego bajó un poco, pero ahora en agosto mínimo están duplicadas las compras diarias", comentó en diálogo con minutouno.com. Y citó como ejemplo que entre lo más demandado están los mates individuales y los kits de mate.

Sobre los precios, resaltó que aumentaron, en promedio, un 20% durante la cuarentena y que los productos de origen importado son los que más faltantes están registrando.

Adrián Alegre, responsable de Kamado Argentino, contó a este portal que su emprendimiento de parrillas artesanales en base a una técnica japonesa "en sintonía con todo lo que es la gastronomía y la revalorización del tiempo en la casa tuvo una explosión de interés y de demanda" durante la cuarentena. Antes de la pandemia, ejemplificó, su página web era visitada por unas 18 mil personas, y a la fecha lo hacen el doble.

Camadu

Las Kamado no son parrillas económicas, sin embargo, tuvieron un estallido de ventas. "En mayo fue el pico", señaló y precisó: "Hasta julio ya vendimos la misma cantidad de lo comercializado en todo 2019. Nosotros teníamos planificado un aumento del 30% o 40% para este año, y vamos a vender más del doble que el año pasado en tanto se normalice la importación". Como las parrillas son un producto de origen chino, están corriendo detrás de la enorme demanda por las importantes demoras con la importación.

Sobre el furor por la compra de este elemento para asar carnes y verduras, Alegre analizó que la gente que no está pudiendo viajar o salir a comer reutiliza ese dinero en este tipo de productos que sirven para amainar el encierro. "Nos pasó también que con una tarjeta de crédito nos sumamos para el canje de millas, y en 10 días tuvimos que darnos de baja porque vendimos todo nuestro stock con las millas de la gente", dijo.

Consultados por este portal, MercadoLibre señaló que en el podio de los 8 productos más comercializados está un "Set Tapas De Silicona Reutilizables". Le siguen las balanzas digitales para cocina; una budinera molde pan antiadherente; una lamina plancha horno repostería; una planchetta®️ 2 Hornallas + Espátula + Tapa; un set de frasco acrílico tapa hermético; una manga de silicona + 6 picos para repostería; y un molde de teflon para 12 muffins.

cocina

En tanto, desde Essen varias vendedoras de los productos coincidieron en que lo más vendido durante esta cuarentena fueron una sartén cuadrada, un wok y una cacerola de 24 cm. Tanta es la demanda que la histórica empresa argentina -cuyos productos son carísimos por la calidad de los materiales- se quedó sin stock hace tres meses de varios de objetos que no puede reponer porque la industria trabaja a medias debido a las normas de higiene y seguridad impuestas por el Gobierno en el marco de la crisis sanitaria a causa de la pandemia de coronavirus.

"Las medidas de prevención y cuidado que tomamos agrega a nuestras operaciones una complejidad mayor generando demoras en la fabricación y entrega de nuestros productos. Esta demora también se debe a la gran cantidad de pedidos que hemos recibido este último tiempo", reconoce la compañía en su sitio web, y agrega que frenó el ingreso de vendedores independientes de Essen "para poder cumplir con los actuales y brindarles la atención que corresponde y merecen".

"Durante la cuarentena en Essen hubo más incorporaciones porque hay mucha gente sin laburo, por ende se vendió más porque hay mas emprendedores. Yo en marzo -el mes que arrancó la cuarentena- vendí un montón y sumé 1500 puntos. ¡Eso es una barbaridad! En abril vendí mucho menos porque no había stock, pese a que la gente me seguía pidiendo cosas. Sumé 500 puntos. Y después fue bajando por el hecho de que seguimos sin stock de muchos productos, aunque los pedidos de las personas no paran", describió Cintia, una vendedora de Essen, en diálogo con este portal.

olla sarten

No obstante a ello, la compañía que tiene 40 años de historia aumentó un 33% los precios de todos sus productos. Y según la empresa, todas sus ollas, sartenes y demás artículos se realizan en la ciudad santafecina de Venado Tuerto donde está radicada, dicen, "la fábrica de aluminio fundido más grande del mundo".

A modo de ejemplo, una bifera "Urban Grill" pasó de valer $13.668 a inicios de abril a $18.228 en julio, es decir, 33% más cara. Lo mismo con el wok, que apenas se repone "vuela". Costaba $9.348 en abril y ahora no baja de los $12.468.

En tanto, por la cacerola mediana, de 24 centímetros, se pagaba $11.748 en abril y hoy se comercializa a $17.268, un 31% más. Las ollas más grandes no bajan de los $25.000, valores que muy pocos pueden hacer frente como las parrillas japonesas y, así y todo, se está vendiendo. Paradojas de la crisis por el coronavirus.